Ciudad Rodrigo al día

Jesús García Burillo hace un llamamiento a realizar nuevas aportaciones al Fondo de Solidaridad

Hasta la fecha el Fondo ha tenido unos ingresos de 110.150,05€, de los cuales ya se han repartido 29.246,35€

El Administrador Apostólico de la Diócesis de Ciudad Rodrigo, Jesús García Burillo, ha hecho un llamamiento público para que se realicen nuevas aportaciones al Fondo Diocesano de Solidaridad constituido la pasada primavera por la Diócesis Civitatense con el objetivo de hacer frente a las situaciones de carestía económica que puedan estar sufriendo las familias del territorio diocesano por culpa de la pandemia del coronavirus.

El Fondo se constituyó con 75.000€ aportados por la propia Diócesis, tras lo cual han ido llegando donativos de parroquias y comunidades, religiosas, clero diocesano y seglares, hasta totalizar unos ingresos hasta la fecha de 110.150,05€. De esa cantidad, ya se han repartido en forma de donativos a través de Cáritas Diocesana y las Conferencias de San Vicente de Paúl un total de 29.246,35€ (tras analizar las solicitudes la Comisión Diocesana de Seguimiento constituida a tal efecto), lo que arroja un importante saldo de 80.903,70€.

Sin embargo, ante la “previsible extensión de la pandemia”, Jesús García Burillo ha hecho el citado llamamiento para refinanciar el Fondo, rogando a sacerdotes, religiosas y laicos que “solicitéis a vuestras parroquias y comunidades alguna aportación económica”, todo ello coincidiendo con la Cuaresma, que “nos invita a la limosna, al ayuno y a la oración”.


En este sentido, las aportaciones al Fondo pueden hacerse a través de cualquier parroquia diocesana, o directamente realizando un ingreso en la siguiente cuenta bancaria (indicando como concepto el nombre del ordenante y la palabra ‘Fondo’): Unicaja ES24 2103 2221 9000 1001 4694. Mientras, aquellos que precisen de este Fondo, pueden solicitar ayuda a través de las parroquias, de Cáritas o de las Conferencias de San Vicente de Paúl”.

Según resalta Jesús García Burillo, “hemos de dar gracias a Dios porque han sido muchas las necesidades que se han atendido con este Fondo”. Por último, el Administrador Apostólico de la Diócesis recuerda unas palabras del Papa Francisco en Fratelli tutti: “Anhelo que en ésta época que nos toca vivir podamos hacer renacer entre nosotros un deseo mundial de hermandad”.