Ciudad Rodrigo al día

Merecemos respeto y no ser ignorados con el silencio

Continúan llegando “voces” a la redacción de este medio de comunicación en defensa de la diócesis de Ciudad Rodrigo tras el silencio de la nunciatura 

Como feligrés de Ciudad Rodrigo me dirijo a la nunciatura eclesiástica para manifestarle la situación de perplejidad en la que me encuentro por su silencio ante las múltiples noticias y debates publicados sobre la defensa de la diócesis en Ciudad Rodrigo.

Como personas y feligreses que somos, merecemos respeto y no ser ignorados con el silencio. Tampoco debemos aceptar la intromisión de otros obispados en la defensa de nuestra diócesis. Ya ha pasado demasiado tiempo desde que quedó vacante la titularidad del obispado en Ciudad Rodrigo y considero que la solución de esta situación debería de ser para la Iglesia una de sus prioridades. La decepción lleva al desencanto que no lleva a nada positivo, todo lo contrario.


ESPERAMOS que se rompa este silencio con la noticia de que Ciudad Rodrigo y comarca tenga obispo titular residente.

     

Fdo.: José Antonio Gorjón