Advertisement Advertisement Advertisement
Lunes, 8 de marzo de 2021

Quejas de Fedampa por la prohibición de poner carteles de apoyo a la enseñanza pública en los centros salmantinos

A juicio de la Federación “simplemente tratan de mostrar a las familias que la escuela pública es la de tod@s y con ello fomentar la matriculación en centros públicos”
Foto de archivo de escolares en el patio del CEIP Padre Manjón

La semana pasada las AMPAS de centros públicos de la provincia de Salamanca solicitaron permiso para colocar carteles en algunos colegios públicos de apoyo a la enseñanza pública para animar a las familias a matricular a sus hijos e hijas en ellos, pero el director Provincial de Educación, Ángel Morín, les ha comunicado que esto no está permitido.

La iniciativa tenía lugar a pocas semanas las familias tienen que tomar una decisión muy importante: optar por el colegio en el que estudiarán sus hijos e hijas. A raíz de esto, la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Salamanca (FEDAMPA) ha iniciado una campaña “para animar a las familias a matricular a sus hijos e hijas en la escuela pública, y una de esas acciones consiste en colocar en algunos centros públicos una pancarta con un simple lema: ‘Yo Escuela Pública. Porque es nuestra, porque es de tod@s’. Un cartel que no va dirigido contra nadie ni contra otras opciones de enseñanza; simplemente trata de mostrar a las familias que la escuela pública es la de tod@s y con ello fomentar la matriculación en centros públicos”.

El propio director Provincial de Educación, Ángel Morín, justificaba  la decisión porque la normativa lo impedía y, según FEDAMPA, “ha dado instrucciones verbales a las direcciones de algunos centros para que los carteles no puedan colocarse en los exteriores de sus edificios”.


Esta Federación ha tildado de “desconcertante” una decisión por la que los propios gestores de la enseñanza pública impiden o ponen obstáculos para promocionar la educación pública que ellos mismos gestionan, y llega a la siguiente conclusión: “Si no se permite que las AMPAS difundan la matriculación en los Colegios Públicos, da la impresión de que se pretende favorecer a la educación privada pagada con dinero público”.

En este sentido, FEDAMPA se pregunta si, de mantener esa decisión, “la Junta de Castilla y León va a pedir a los centros educativos concertados que retiren su publicidad y pancartas de sus edificios. Porque si no lo hiciera, daría la sensación de que la Administración tuviera dos varas de medir: una para prohibir a los centros públicos que se publiciten y otra para permitírselo a los centros privados”.

La Federación de AMPAS ha solicitado una respuesta por escrito con los motivos y la normativa legal en la que se ampara la Junta de Castilla y León. En este sentido, afirman que “por el momento sólo sabemos que la solicitud ha sido remitida a los servicios jurídicos de la Junta, por lo que o bien no existe tal normativa, o cuando menos es interpretable”.