Advertisement Advertisement
Martes, 2 de marzo de 2021

La Ruta Vía de la Plata aúna naturaleza e historia en su singular recorrido por la provincia de Salamanca 

Es la calzada romana de Europa que mantiene el mayor número de miliarios, habiéndose encontrado más de 200 en su trazado que discurre por Salamanca, Zamora y León
Ruta Vía de la Plata. Foto: Salamanca Emoción

El camino natural de la Ruta Vía de la Plata recorre 380 kilómetros en Castilla y León. A lo largo de este recorrido el visitante podrá descubrir retazos de la antigua vía romana. De hecho, es la calzada romana de Europa que mantiene el mayor número de miliarios, habiéndose encontrado más de 200 en su trazado. La Ruta Vía de la Plata entra por la sierra de Béjar, para adentrarse posteriormente en la dehesa salmantina, y continuar su recorrido por tierras zamoranas y leonesas. 

Una ruta que aúna naturaleza e historia y que permite al visitante descubrir algunos de los rincones más singulares de nuestra Comunidad Autónoma, y en este caso de la provincia de Salamanca. Forma parte de la guía de grandes rutas publicada por Turismo de Castilla y León. 

Así es el paso de la Ruta Vía de la Plata por Salamanca

Desde Extremadura, y siguiendo este camino natural, se pasa a la provincia de Salamanca por un paisaje serrano de robles y encinas. Las primeras localidades salmantinas dan la bienvenida a los viajeros, como Puerto de Béjar, y Montemayor del Río con su altivo castillo-palacio. La Ruta Vía de la Plata pasea entre municipios llenos de historia, como se aprecia en sus monumentales vestigios. 

El camino lleva al visitante hasta Béjar, donde el turista puede pasear entre sus murallas, ver el castillo-palacio, la Plaza Mayor y el Ayuntamiento del siglo XVI. 

Cerca queda Candelario, de bella arquitectura popular, y siguiendo la ruta se llega hasta Guijuelo (donde se realiza la matanza típica del cerdo cada año), municipio que invita a degustar sus afamados embutidos. 

El recorrido continúa hasta Arapiles, conocido por ser escenario de la batalla que lleva su nombre, en 1812. La ciudad de Salamanca merece una dedicación especial para visitar sus monumentos, dejarse llevar por la magia de la Plaza Mayor y disfrutar de su gastronomía. 

De Salamanca seguimos hacia el norte; en Calzada de Valdunciel destaca la fuente romana de estructura abovedada y en Villanueva de Cañedo el castillo-palacio del Buen Amor, hoy posada real. La Ruta Vía de la Plata se dirige, a partir de este punto, hacia la provincia de Zamora.