Advertisement Advertisement
Miércoles, 3 de marzo de 2021
Ciudad Rodrigo al día

El Ciudad Rodrigo vuelve sufriendo a la senda de la victoria para acabar en lo alto de la tabla la 1ª vuelta

Los mirobrigenses perdonaron muchísimo en el primer tiempo, pero Alberto Martín logró atinar con una de las escasas ocasiones del 2º

El Ciudad Rodrigo CF remató en la tarde del domingo su 1ª vuelta liguera (que concluirá la semana que viene, en la cual los mirobrigenses descansarán, ya que su rival original en la misma era el retirado Navega) volviendo a la senda de la victoria ante el Benavente, equipo que ‘soñaba’ con repetir la secuencia de la temporada pasada, cuando ganó en el Francisco Mateos por 1-4 la semana después de que los mirobrigenses hubiesen caído por 4 goles de diferencia en Béjar (algo que volvió a ocurrir la semana pasada).

En la tarde dominical, el Benavente, aunque se mostró combativo y dio guerra hasta el final, haciendo que los locales no pudieran respirar hasta el último pitido del árbitro, estuvo lejos de poder sumar 4 goles como el año pasado porque apenas tuvo 2-3 ocasiones realmente claras, pero quién sí los pudo meter perfectamente fue el Ciudad Rodrigo (para quién era novedad jugar en Carnavales en Domingo, ya que tradicionalmente lo hace en Sábado).

Sin embargo, como si fueran los toros del encierro a caballo de un Domingo de Carnaval ‘clásico’, no entró ninguna de las 6 oportunidades clarísimas –hasta coincidió el número de intentonas con el de los astados- que tuvieron en el primer tiempo, atinando por lo menos Alberto Martín con una del segundo, donde como si fuera el encierro de reserva del Domingo de Carnaval, se vieron muchas menos cosas que en el 1º.

Precisamente, el espíritu carnavalero merodeó el Francisco Mateos, saltando los jugadores al campo con un gran pañuelo farinato, y anudándose al cuello a la conclusión del encuentro unidades de tamaño normal, en todos los casos con la leyenda Volveremos, que pudieron ser contempladas por todo aquel que quiso desde cualquier punto del mundo en la retransmisión del partido que se hizo a través de YouTube al volver a decidir el Club que el encuentro se jugase a puerta cerrada pese a la mejora de la situación epidemiológica en la ciudad.

A diferencia del encuentro que también hubo así en enero en el Francisco Mateos, esta vez dio más pena que no hubiese público, porque la tarde del Domingo de Carnaval estuvo fabulosa en el aspecto meteorológico (en la cita de enero el clima estuvo muy desapacible), para conformar un cóctel perfecto como apuntó un miembro de la expedición del Benavente justo antes de saltar al terreno de juego: “buena temperatura, buen campo, buen todo”, aunque fue el Ciudad Rodrigo el que acabó cantando victoria.

Con este triunfo, el Ciudad Rodrigo se asegura acabar la 1ª vuelta en lo alto de la tabla, con la duda de si lo hará en solitario, o igualado a puntos con el Ribert, que podría empatarle a 17 puntos si gana los dos partidos que le restan para completar esta vuelta (el normal de la semana que viene  y otro que tiene aplazado). Hay que recordar que Ciudad Rodrigo y Ribert empataron a 0 en el duelo de la primera vuelta, con lo cual se presume decisivo el partido entre ambos de  la 2ª, que por cierto será el siguiente de los mirobrigenses en casa, justo dentro de un mes (tienen por delante 2 semanas sin encuentros, un partido fuera y luego dos seguidos en casa).

ASÍ FUE EL PARTIDO

A diferencia de cualquier otro encuentro, este duelo no llegó a tener realmente un dominador claro, aunque el Ciudad Rodrigo tuvo en varias fases mayor posesión del balón. De hecho, hubo muchos tramos de tanteo y correcalles, en los que se acumularon las imprecisiones, como el que abrió el partido, del que salió mejor el Benavente, mirando un par de veces arriba, incluido un robo de balón en el área mirobrigense que propició un centro hacia el 2º palo que despejó Adrián Gallego de cabeza.

Parecía que el Benavente se hacía un poco con el mando (porque también botó 2 córners, uno de los cuales se paseó por el área pequeña) justo cuando el Ciudad Rodrigo tuvo sus dos primeras ocasiones clarísimas: en el 15’, Javi Moríñigo metió un balón preciso a Alberto García, quién frente al portero remató fuera; y en el 16’, Alberto Martín hizo una jugada por la izquierda tras la cual también metió un balón al hueco, yendo a por él tanto Alberto García como Dani Crespo, pero acabando de nuevo el balón fuera.

La siguiente oportunidad, que fue doble, llegó en el 22’: Adrián Gallego envió el balón en largo a Alberto García, saliendo el portero del Benavente a intentar taparlo, pero el jugador mirobrigense se lo llevó (quedando el portero tendido en el suelo) casi por línea de fondo, realizando un tiro con poco ángulo que impactó contra un defensa que estaba en la línea de gol. El balón quedó suelto, enganchándolo Alberto Martín para hacer otro tiro que le dio a otro defensa también en la línea de gol.


Tras esas ocasiones, se entró en otra fase de idas y venidas, con imprecisiones y poco peligro salvo una enorme ocasión en el 32’ del Benavente, en la que un jugador se quedó frente a Pepo, quién logró desviar el balón. Rober despejó otro balón peligroso en el área en el 39’ antes de que en el 41’ Alberto García botase un córner que fue bien rematado por Javi Moríñigo, pero los visitantes cortaron el balón mientras iba a portería (tras el despeje, hubo una intentona lejana de Dani Crespo que se perdió).

La primera parte se cerró con una última ocasión clarísima local: Adolfo metió un gran balón a Alberto Martín, quién dentro del área recortó a un defensa antes de disparar con todo a favor, pero el balón no fue siquiera entre los tres palos. Como decíamos más arriba, después de esa entretenida primera parte en lo que a ocasiones se refiere, la segunda fue mucho menos prolífica en ese aspecto, manteniéndose eso sí el ajetreo y el correcalles.

De este modo, el Ciudad Rodrigo estuvo inédito arriba en el segundo tiempo (el Benavente sí armó en el tramo inicial 3 jugadas, solventando dos de ellas la defensa y la otra el línea al levantar el banderín señalando fuera de juego) hasta que llegó el que a la postre sería único gol del partido. Fue en el 63’, en una acción en la cual Alberto García abrió desde el centro el balón a la izquierda para Maza, quién desde el lateral izquierdo del área sacó un pase de la muerte que mandó al fondo de la red cayéndose Alberto Martín.

Visto cómo iba el partido, muy roto, quedaba muchísimo por delante, como se pudo ver en el 69’, cuando el Benavente botó una falta que llegó a ser rematada –algo forzada- en el área, atrapando el balón Pepo. En los minutos siguientes, se plantaron otra vez en el área por la derecha realizando un tiro desviadísimo, y hubo otra opción de peligro que despejó Pablo Pérez.

La única opción que tuvo el Ciudad Rodrigo para sentenciar el partido fue en el 78’, con un balón desde atrás que propició una carrera por la izquierda de Alberto Martín, quién se internó en el área firmando un disparo frente al guardameta que éste sacó a córner. Sin poder rematar el marcador, el Benavente siguió vivo hasta el final, aunque gracias al trabajo defensivo realmente sólo tuvieron dos intentonas reales para empatar, en lo profundo del descuento: en el 94’, hubo un barullo en el área mirobrigense, con Pepo fuera del área pequeña, en el que llegó a haber un tiro que cortó un defensa local; y en el 95’, los visitantes se plantaron otra vez en el área, teniendo la ocasión de tirar, aunque por fortuna no salió demasiado fuerte y lo atrapó Pepo sin excesivos problemas.

/ZONA MIXTA/

El técnico mirobrigense Aris Marcos considera que es una victoria “muy merecida”, donde el resultado fue “muy corto, pero cuando la pelota no quiere entrar pues toca sufrir hasta el pitido final”. Desde su punto de vista, realizaron una “gran primera parte, tocando, jugando, triangulando, con posesiones largas y haciendo un bonito fútbol”, pero “nos faltó tener acierto en las definiciones”, quedándose en todo caso con “el esfuerzo del equipo para meter gol; es muy importante generar, y se generó, así que les aplaudo”.

En el segundo tiempo, “estuvimos bien a ratos”, mientras que “otros ratos nos costaba llevar la manija”, apuntando que Benavente es “un grandísimo equipo también, con dos delanteros peligrosos que te exigen estar los 90 minutos muy concentrados”. En torno al gol, lo ve como “una jugada preciosa; cuando entran en juego los 3 Albertos el equipo juega alegre, son muy importantes para nosotros”. En torno a los cambios, “la entrada de Sergi y Santi nos dio velocidad, y lo hicieron muy bien”.

Aris Marcos felicita a todos sus jugadores, “pero muy especialmente a Pablo por aguantar los 90 minutos teniendo el empeine muy inflamado, y a Alberto García, que es un jugador muy importante para nosotros y que aporta muchísimo”. Por último, dedica la victoria a todos los socios, aficionados, patrocinadores y colaboradores: “es muy triste jugar con el campo vacío, se hace duro la verdad”, esperando que “ojalá ya podamos meter a nuestra gente al campo porque son nuestro mejor fichaje”. Por último, da las gracias a Héctor y a su familia por emitir el partido.