Advertisement Advertisement
Lunes, 1 de marzo de 2021
Béjar al día

Esquiadores de La Covatilla permanecen media hora suspendidos en el telesillas

El PP denuncia el mal estado  de mantenimiento de la estación de esquí bejarana, que ayer dejó colgados a los esquiadores en el telesillas, se salió una polea del telearrastre del Canchal Negro y la nueva pisapistas ya tiene un cristal roto

Sierra de Béjar-La Covatilla

El Grupo Municipal Popular, vuelve a cuestionar la gestión de la estación de esquí de Béjar, debido a la situación en la que se encuentran sus pistas y el mantenimiento de de los equipos.

Ayer sábado, primer día de puente de Carnavales, y una vez suavizadas las medidas excepcionalísimas decretadas por la Junta de Castilla y León, se esperaba que la estación estuviera preparada para recibir esquiadores de la provincia, sin embargo, el Partido Popular comunica que las pistas no se encuentran en buen estado ya que han sido pisadas con niebla y humedad, sin que se hayan aprovechado los días de secado de la nieve para prepararla después. Además hay pistas cerradas, pese a que ha nevado suficientemente,  y la nieve no se ha quitado de las girondas para depositarla en las pistas por lo que abundas las calvas y piedras, además de paravientos rotos que conllevan un peligro para los usuarios.

Los Populares han dado a conocer también que ayer estuvo media hora parado el telesillas, con los esquiadores suspendidos, y el telearrastre del Canchal Negro, también tuvo que pararse al salirse un cable de la polea. Le preguntan a la Alcaldesa qué ha pasado con las revisiones y el perfecto estado del que ha hecho alarde en numerosas ocasiones.


También denuncia el Grupo Popular que la recién estrenada máquina pisapistas, la mejor que existe en el mercado, que llegó a Béjar hace 15 días y ha costado a la ciudad 459.000 euros, ya tiene un cristal roto. Los Populares advierten que se trata de una maquinaria que solo puede ser manejada por personas expertas, y sin embargo en La Covatilla se desconoce el personal especializado que está contratado para ello.

El Partido Popular de Béjar señala que al fracaso de la adquisición de los cañones se une una falta de interés en la gestión y escasas ganas de trabajar para tener preparada la estación, con el fin de aprovechar al máximo los fines de semana de nieve. Consideran los representantes Populares que, pese a los 680.000 euros del presupuesto de La Covatilla, gastados en mantenimiento, son evidentes los desperfectos y las averías, culpando a la Alcaldesa como máxima responsable de la estación de esquí Sierra de Béjar.