Juan Manuel Gómez: “Las distribuidoras son el gran olvidado" y "si caen desaparece todo lo demás"

CEOE Castilla y León pide a la Junta ayudas a fondo perdido para las empresas de este sector

El presidente de CEOE Cepyme Empresas de Salamanca, Juan Manuel Gómez, y el presidente de la asociación salmantina de distribuidoras, Juan Ramón Sánchez

El presidente de CEOE Castilla y León, Santiago Aparicio, ha pedido a la Junta que aporte ayudas a fondo perdido para uno de los sectores más afectados por las restricciones y cierres contra la pandemia como es el de la distribución.

Sobre estas entidades, en las que se ha centrado la rueda de prensa telemática en la que ha intervenido Aparicio, ha dicho que "sería injusto" no contar con ellas, pues el 90 por ciento de las ventas que tienen dependen de la hostelería, que está inmersa en las restricciones actuales.

Asimismo, ha destacado la importancia de su continuidad, que es "tan importante" como la de los bares o restaurantes, porque estos últimos "dependen" de los productos que les suministran las empresas distribuidoras.

Ante esta situación "insostenible", el máximo responsable de CEOE Castilla y León ha pedido "un plan de choque a la Administración" que vaya dirigido para "todos estos sectores" que han tenido que reducir su actividad e incluso cerrar por la pandemia.

"Ya no vale con inyectar liquidez", porque "no es cosa de dos meses, de tres meses, va para largo", de ahí que el plan ha de pasar, según sus palabras, por que "no se llegue a la insolvencia" de estas empresas.

En la rueda de prensa telemática, a través de la plataforma Zoom para cumplir con las recomendaciones sanitarias actuales, también han participado el presidente de CEOE Cepyme Empresas de Salamanca, Juan Manuel Gómez, y el presidente de la asociación salmantina de distribuidoras, Juan Ramón Sánchez.


SALAMANCA

En sus intervenciones, Juan Manuel Gómez ha insistido en la importancia de las distribuidoras, que forman parte de un colectivo "gran olvidado" y que "si cae abajo, desaparece todo lo demás", en referencia al sector de la distribución.

Por ello, ha remarcado el interés de concederles "ayudas a fondo perdido" y proceder con otras herramientas como la "bajada de impuestos" para que puedan hacer frente a vehículos "parados" o naves llenas de material al que "no le dan salida" por la situación de pandemia.

Finalmente, el presidente de la asociación de las distribuidoras ha pedido ayudas o "por lo menos" el aplazamiento y la flexibilización en el pago de impuestos, que puedan afrontar cuando el sector "vuelva a funcionar".

Para Juan Ramón Sánchez, la Junta no está teniendo "en consideración" y está dejando "de lado" a las distribuidoras que, en el caso de Salamanca, a la provincia que representa su asociación, cuenta con un centenar de empresas, mueve cerca de 400 vehículos al día, disponde de una plantilla próxima al millar de personas y supone una facturación para la provincia "por encima" de los 300 millones de euros.