Ciudad Rodrigo al día

La celebración de San Blas también será muy reducida, con las gargantillas a la venta de forma virtual

Como único acto festivo, habrá una misa solemne en la Iglesia Parroquial de Sanjuanejo

La Junta Directiva de la Cofradía de San Blas de Ciudad Rodrigo está preparando la celebración el próximo 3 de febrero del patrón de las gargantas, que como tantos otros eventos, será muy reducida, más aún tras la nueva normativa de la Junta de Castilla y León que impide que haya más de 25 personas al mismo tiempo en cualquier templo religioso de la comunidad.

De este modo, una vez ya acordado el pasado mes de diciembre que no hubiera ni la tradicional procesión de la imagen de San Blas (en los últimos años, de ida y vuelta desde la Iglesia Parroquial de Sanjuanejo hasta el Monasterio de La Caridad), ni el almuerzo ni el convite ofrecidos por los mayordomos del Santo, el único acto festivo de este año será una misa solemne en la Iglesia de Sanjuanejo. La misa tendrá lugar a las 12.30 horas del día 3, aplicando en principio ese límite de 25 personas (la norma decae unos días antes, pero posiblemente se prorrogue y abarque también esa fecha).

En lo que respecta a la venta de las emblemáticas gargantillas, no se despacharán de forma física, pero sí de forma virtual, tras llegar a un acuerdo la Cofradía de San Blas con Afecir para que estén a la venta desde ya mismo en su Marketplace (https://www.afecir.com/comprar/categoria-producto/cofradia-de-san-blas/). Las gargantillas se pueden adquirir en un lote de 10 del mismo color, o en un lote de 10 de colores surtidos (que se pueden escoger). Cada pack tiene un precio de 7,30€, siendo gratuitos los gastos de envío (es decir, cada gargantilla sale a 0,73€, cuando el año pasado costaron 0,50€).


Por otro lado, la Cofradía de San Blas ha acordado suspender el pago de la cuota de cofrade correspondiente al año 2020. Asimismo, la Cofradía comunica que si algún cofrade, dada la situación económica que se está viviendo, “necesitara nuestra ayuda”, se le rueda que se ponga en contacto con ellos para valorar su situación, y si procede, “se le ayudará con productos de alimentación”.