Advertisement Advertisement
Lunes, 1 de marzo de 2021

La nieve venía sobre mí

Patio de Escuelas Menores de la Universidad de Salamanca

El pasado sábado 9 veía caer la nieve desde las ventanas de mi pisito a orillas del Tormes (unas dan al río Tormes y otras al patio interior de la comunidad). Entonces escribí un breve texto, al cual acompañé con la foto enviada por un amigo de la Universidad de Salamanca. Dicha imagen dejaba constancia de la nieve caída en el hermoso y sencillo Patio de Escuelas Menores de la Usal.

Más tarde, Jacqueline, mi esposa, tomó varias instantáneas de ambas vistas de Tejares. Debo decir que hoy, miércoles 13. El patio interior está casi igual que el sábado, todo cubierto de nieve, salvo un breve sendero hacia la salida exterior. Y hacia el río, más de lo mismo en el suelo, aunque ya no en las ramas de los árboles. Con estas temperaturas, tendremos nieve y hielo por algunos días más.

Aquí el poemita.  Por motivos de clases y demás quehaceres cotidianos, hasta ahora no lo hice conocer, salvo a Ricardo Rivero, rector de nuestra ocho veces centenaria Casa de Estudios.

Tejares. Patio interior (foto de Jacqueline Alencar)

 

NEVADA

La nieve venía sobre mí,

incansable, hasta

ocultar las impurezas

de la tierra,

 

o lo verde que quedaba

de este invierno.

 

Y, antes que llegara

el frío extremo,

de pronto brotó un

lirio blanco,

 

cual heraldo insorteable

de que no todo está

extinguido,

 

todavía.

Tejares. Vista al río Tormes (foto de Jacqueline Alencar)