Advertisement
Sábado, 23 de enero de 2021

Los estudiantes de la USAL abogan por una presencialidad segura en los exámenes del primer cuatrimestre

Garantía de que los estudiantes afectados, por cualquier situación relacionada por la Covid, que no puedan acudir presencialmente puedan evaluarse en igualdad de condiciones
Imagen de archivo de estudiantes en un examen de la Usal

La actual situación epidemiológica y la cercanía de las pruebas de evaluación ordinarias del primer cuatrimestre han llevado a los estudiantes a plantearse una  gran cantidad de dudas y temores. Los acuerdos alcanzados con anterioridad y la apuesta firme de la Universidad de Salamanca por un modelo de presencialidad, tanto en la docencia como en  la evaluación, “generan inquietud e incertidumbre en los estudiantes, ya que en ocasiones no se percibe con claridad la posibilidad de compaginar las garantías  académicas con la seguridad sanitaria requerida”, señalan desde el Consejo de Delegaciones de Estudiantes. “La posibilidad de que se  produzcan contagios en los exámenes y la falta de información al respecto, por  parte de la Universidad, son un escollo para tranquilizar a los estudiantes”, añaden. 

El Consejo de Delegaciones de Estudiantes, reunido en sesión extraordinaria, ha debatido sobre los diferentes modelos de evaluación que podrían adoptarse en este momento, tanto online como presencial. En este sentido, el pleno ha acordado abogar por una presencialidad segura en la evaluación, “siempre y cuando se despliegue un  conjunto de medidas que flexibilicen la evaluación de acuerdo a la situación  de cada estudiante, en caso de necesitarlo, y las particularidades de cada  asignatura”. 

El resultado de la votación  ha sido de 11 votos a favor, 6 en contra y 1 abstención. “Que esta decisión no haya sido tomada por unanimidad  demuestra que las particularidades de cada centro deben ser atendidas a la  mayor brevedad posible, pues en algunos casos el periodo de evaluación  ordinario ya ha comenzado, y que es necesario un esfuerzo en los ámbitos  comunicativo y normativo para que todos los estudiantes de la Universidad de  Salamanca puedan sentirse seguros durante la evaluación”.


Para que la evaluación presencial pueda llevarse a cabo “es necesario que se cumplan al menos los siguientes mínimos”: 

• Garantía de que los estudiantes afectados, por cualquier situación  relacionada por la COVID19, que no puedan acudir presencialmente  a un examen puedan evaluarse en igualdad de condiciones.  Preferentemente esta evaluación será síncrona con sus compañeros y  con el mismo tipo de examen; será entendible y aceptable la utilización  de medios de videovigilancia. 

• Flexibilidad con los criterios de los profesores responsables de las  asignaturas en caso de que estimen la necesidad de realizar su  evaluación de forma online. 

• Flexibilidad en la presentación de justificantes documentales, ya que  los servicios de atención primaria se encuentran saturados en la mayoría  de Comunidades Autónomas. 

• Creación de una guía de organización para la evaluación presencial,  que recoja las medidas de prevención a tener en cuenta en los exámenes  para evitar aglomeraciones y situaciones de riesgo. 

El apoyo al modelo de presencialidad segura no es incondicional, y por supuesto está supeditado a la evolución de la situación epidemiológica.