Ciudad Rodrigo al día

Ciudad Rodrigo también amanece blanco, aunque en su línea habitual cuando nieva

La nieve no cayó en exceso, no llegó a cuajar y fue perdiendo terreno a lo largo de la mañana

Al igual que la práctica totalidad de la España peninsular, Ciudad Rodrigo ha recibido en las últimas horas la visita de la borrasca Filomena, aunque con mucha menos intensidad que en otros lugares. Para empezar, la llegada de lo peor de la borrasca ‘se hizo de rogar’: aunque las previsiones meteorológicas anunciaban que podía empezar a nevar en Miróbriga desde las 20.00 horas de la tarde del viernes, no lo hizo hasta bien entrada la madrugada del viernes al sábado.

Una vez se puso a nevar, estuvo cayendo nieve durante varias horas de forma periódica, aunque no en exceso, de tal modo que Ciudad Rodrigo sí amaneció nevado, pero con unas estampas no demasiado diferentes (en lo que a volumen se refiere) a anteriores ocasiones en los últimos años en que la ciudad ha despertado cubierta con un manto blanco (como por ejemplo el Lunes de Aguas de 2018, por recordar un caso reciente).

En todo caso, la nieve sí recubrió de blanco los espacios más abiertos, especialmente los parques en las zonas sin árboles, como el Parque de La Glorieta, o la zona central del Parque de La Florida, o lugares como el patio del Colegio Miróbriga. Otro de los lugares donde la nieve dejó una bella estampa fue la céntrica Plazuela del Buen Alcalde, al quedar totalmente cubiertas sus distintas superficies.

Al no caer en demasía, tampoco llegó a cuajar demasiado, con lo cual la nieve se fue retirando de la mayoría de zonas según avanzó la mañana sabatina, a un ritmo eso sí lento debido a que las temperaturas seguían siendo gélidas (en torno a los 0ºC), lo que puede favorecer asimismo que esa nieve acabe convertida en hielo en algunos puntos, con los consiguientes problemas para los peatones a la hora de transitar por las vías públicas.


De hecho, en la mañana del sábado ya hubo alguna incidencia en forma de caída en el centro histórico, pese a que se veía a pocos mirobrigenses por las calles. Para intentar evitar lo máximo posible esos problemas con la nieve y el hielo en el tránsito, empleados de Urbaser estuvieron esparciendo sal durante toda la mañana, como ya vienen haciendo en los últimos días todas las mañanas ante las temperaturas bajo cero que se vienen registrando durante las madrugadas.

Tras varias horas sin nevar, salvo algún copo aislado, cerca de las 15.00 horas del sábado se puso a nevar de nuevo con algo más de intensidad en Ciudad Rodrigo, cumpliendo las previsiones, que anunciaban nieve para ese tramo horario. Esas mismas previsiones decían el viernes que podría nevar hasta primera hora de la madrugada del sábado al domingo, pero el panorama se ha despejado, de tal modo que alguna previsión apunta que ya no caería más nieve en la tarde-noche sabatina.