Ciudad Rodrigo al día

A Tomás Muñoz

Entiendo a D. Tomás cuando ve que a nadie le importa perder un servicio tan esencial para la comunidad

En su carta, expresa solo la verdad de nuestra tierra, a nadie le importa lo que pasa. Aún tengo muy presente el apoyo que el Obispo de entonces D. Julián nos dio a la Federación Pro Salud para mejorar la sanidad de la comarca de Ciudad Rodrigo; fue muy importante, yo diría crucial, porque contamos con el apoyo de las parroquias de la zona. Y pese a los negacionistas, se mejoró notablemente, algo que ahora se está perdiendo, y lo que él dice, nadie se mueve.

Llegaron mejoras, como la diálisis, el 112, un nuevo centro que pasó de setenta u ochenta trabajadores (médicos, especialistas, enfermeras, auxiliares, etc.) a más de 120 con cirugía ambulatoria y servicios de diagnóstico que no había.


Por eso entiendo a D. Tomás cuando ve que a nadie le importa perder un servicio tan esencial para la comunidad. Siendo esta eminentemente católica.

Creo que ha calado en ésta sociedad demasiado la palabra resignación, y por tanto nadie lucha por las cosas fundamentales, la solución es abandonar, y marcharse de aquí, ahondando más y más la despoblación de la España vaciada. Todo mi apoyo a D. Tomás.