Advertisement
Lunes, 18 de enero de 2021
Ciudad Rodrigo al día

Adecentada la superficie del patio del Colegio San Francisco

Queda pendiente la realización de dos aceras para que los niños no tengan que pisar la arena en las entradas y salidas

Las vacaciones escolares con motivo de la Navidad han sido aprovechadas por  el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo para satisfacer una vieja demanda de la comunidad educativa del Colegio San Francisco (venía siendo especialmente reclamado por su Asociación de Padres y Madres): el arreglo del patio del centro, cuya nueva imagen fue visitada en la gélida mañana del viernes por el alcalde Marcos Iglesias y los concejales Ramón Sastre, José Manuel Jerez y Vanesa Muriel.

La intervención ha consistido en el reparto por toda la superficie del patio del Colegio de una capa de 5 centímetros de filler, “porque estaba en un estado lamentable; se generaban barrizales”, según señaló el alcalde Marcos Iglesias, siendo más problemático este curso porque había alumnos que ‘debían estar’ durante los recreos obligatoriamente en puntos con barro ante el reparto por zonas que está establecido para que los alumnos de unas clases no se mezclen con los de otras y así reducir el riesgo de contagio del coronavirus.

Esta actuación de adecentamiento del patio se ha hecho, en palabras de Marcos Iglesias, “en tiempo récord” durante el período navideño de vacaciones, ya que incluso las festividades han caído en mitad de la semana reduciéndose el número de días laborables. Junto a la extensión del filler, durante estos días se ha procedido (todavía se estaba rematando en la mañana del viernes) a sustituir la malla metálica que rodea la pista de fútbol sala del patio, que estaba en malas condiciones.

Por delante aún queda una actuación destacada en el patio del Colegio San Francisco: la creación de dos aceras, una desde la puerta de entrada al recinto por la calle Cardenal Tavera hasta el edificio propiamente dicho, y otra desde el edificio al Pabellón de Conde de Foxá, para que así los niños no pisen tierra (ahora filler), y por ende barro, lo que era problemático por ejemplo a la hora de entrar al Pabellón, ya que justo a los pies de sus escaleras de acceso se solía formar y acababa en el interior a través de los pies delos niños.


Esa creación de las aceras será posible gracias a una subvención para accesibilidad de 8.000€ de la Diputación de Salamanca, a la que se sumarán 2.500€ del Ayuntamiento mirobrigense. Asimismo, la Diputación ha concedido 8.000€ para continuar con la sustitución de ventanas en el Colegio Miróbriga (ya se cambiaron algunas el año pasado a través de la Dirección Provincial de Educación de la Junta de Castilla y León), y otros 8.000€ también para cambiar ventanas en el Colegio El Puente, complementándose ambas cantidades con 2.500€ del Ayuntamiento.

Estas subvenciones procedentes de la Diputación forman parte de su línea de financiación para escuelas del ámbito rural, a las que tiene acceso Ciudad Rodrigo, según explicó Marcos Iglesias, quién incidió en que a la hora de intervenir en los colegios se ha querido “hablar bastantes con las Asociaciones de Madres y Padres para que trasladasen cuáles eran sus preocupaciones. Ramón Sastre les pidió en la mañana del viernes que tengan “paciencia” porque el llevar a cabo estas actuaciones es “difícil”.

La delegada de Educación, Vanesa Muriel, indicó que hay un “contacto constante” de los distintos delegados, cada uno desde sus competencias, con las direcciones de los centros. En este sentido, Ramón Sastre expuso que el año pasado se arreglaron los desagües del Colegio San Francisco, se sustituyó la cubierta del gimnasio del Colegio Miróbriga y se ha instalado portero automático en ambos centros, añadiendo José Manuel Jerez que desde su delegación se sustituirá, tras pedirlo la dirección del Centro, un seto del Colegio Miróbriga “que está seco”.