Ciudad Rodrigo al día

 

Ciudad Rodrigo, un oasis

A pesar de las estadísticas, pensamos que Ciudad Rodrigo es UN OASIS. No tiene nada que ver con las grandes ciudades

En el mes de Julio, en la desescalada de la primera oleada del coronavirus, como todos los veranos nos desplazamos, mi esposa y yo, a vuestra ciudad.

En la ciudad donde residimos, L’Hospitalet de Llobregat, el ambiente no estaba propicio para disfrutar de un paseo. Así que carretera y manta. A la chita callando, este año hemos estado ahí casi cinco meses.

Cuando llegamos, durante dos semanas, nos impusimos un semiconfinamiento de dos semanas para ‘confirmar’ que no transportábamos el virus. Posteriormente, ya por la tarde bajábamos a la alameda  a tomar un poco de aire, guardando las debidas normas (mascarilla, distancia, etc.).

Durante estos meses, nuestras visitas se han reducido a casa de nuestra hija (una o dos veces por semana) y una visita a la Residencia Obispo Téllez los martes y viernes (media hora y a través de una ventana).

Hemos disfrutado de paseos diarios, mañana o tarde o mañana y tarde. Por Glorieta, muralla, alameda,  ciudad, los Chabarcones, etc. Los hemos hecho con plena libertad, sin aglomeraciones y con tranquilidad.

Ahora, a mediados de diciembre hemos regresado a nuestra residencia.

El impacto que nos ha producido el bullicio callejero, la aglomeración de las compras en los supermercados ha sido tremendo. Nos ha vuelto otra vez la angustia. Ya decíamos ahí que echaríamos de menos  los paseos. Y así ha sido. En los días que llevamos aquí no hemos podido disfrutar de un paseo. Recuerdo un domingo, 8 de noviembre, a las 12.30 dábamos un paseo por la ciudad y cuando llegamos a la plaza, no había nadie. Nos impresionó mucho ver esa plaza vacía. De hecho tengo la foto.


Por eso, a pesar de las estadísticas, pensamos que Ciudad Rodrigo es UN OASIS. No tiene nada que ver con las grandes ciudades. Disfrutad de vuestra ciudad. Es un tesoro.

Estas pequeñas líneas, son para expresar esta experiencia y manifestar dos agradecimientos,

GRACIAS a esa hermosa ciudad; Claro que ha habido casos, desgraciadamente, pero si todos ponemos algo de nuestra parte ganaremos esta contienda.

GRACIAS, por relación personal, a todas las personas que prestan servicios en la residencia Obispo Téllez por la labor y esfuerzo que han realizado en el desarrollo de su quehacer diario con los residentes.

Un cordial saludo y Feliz Navidad

Antonio Tena - L´Hospitalet de Llobregat, 26 de diciembre de 2020