Advertisement
Lunes, 18 de enero de 2021

El mundo en 2021

Una importante institución de pensamiento y activismo internacional con base en Ginebra, Global Social Justice, dirigida por Isabel Ortiz, ha señalado ocho puntos capitales del devenir del mundo en el año entrante que hay que tener en cuenta, estos son:

Una recuperación gradual pero dispar. Los países de renta media y baja verán retrasar su recuperación y los sectores más afectados por la crisis (hostelería, turismo, entretenimiento y actividades de trabajo intensivo) tardarán más en recuperarse. Aunque rebotará el comercio internacional, el mundo estará menos globalizado disminuyendo las cadenas de suministro globales. China acelerará el crecimiento que ya ha tenido durante 2020.

Más pobreza y desigualdad. Con el 40% de la población mundial (3.300 millones) viviendo bajo la línea de pobreza de cinco euros diarios, el Banco Mundial estima que 150 millones de personas más caerán en la extrema pobreza. Paralelamente, las grandes empresas se han beneficiado enormemente de los programas de asistencia y socorro financiero implementados.

Más salud pública, pero recortes de austeridad innecesarios. Si bien el gasto en salud pública seguirá aumentando, muchos están preocupados por la amenaza de recortes. Los costos imprevistos de la pandemia han causado niveles sin precedentes de deuda y déficits fiscales, y los gobiernos pueden recurrir a recortes de austeridad y reformas a los servicios públicos, en lugar de buscar alternativas para incrementar los presupuestos tales como impuestos a los ricos, luchar contra la evasión fiscal y contra los flujos financieros ilícitos.

Digitalización y cambios en el mundo del trabajo. Un reciente estudio muestra que el 47% de las empresas norteamericanas permitirá el teletrabajo a sus empleados que lo deseen. Más teletrabajo y menos tiempo de oficina evitarán que las mujeres tengan que elegir entre el trabajo y la familia y harán que los padres participen más en las responsabilidades del hogar. Por otro lado, los trabajadores esenciales, como los trabajadores de la salud, el personal de limpieza, los repartidores o los empleados minoristas, tendrán más poder de negociación en 2021, podrán presionar más para mejorar las condiciones de trabajo.

Reparación del desorden mundial. El presidente Biden renovará el multilateralismo, pero 2021 aún no verá una reversión de la tendencia hacia gobiernos nacionalistas autoritarios

Una oportunidad para con el cambio climático, aunque los bajos precios del petróleo puedan ralentizar las inversiones en fuentes alternativas de energía.

El riesgo de una nueva crisis financiera seguirá siendo alto durante 2021. Con la industria y los servicios estancados, las inversiones se destinaron al sector financiero subrregulado, donde se obtuvieron mayores beneficios de la especulación. La bolsa seguirá volátil, pero probablemente boyante, desvinculada de la economía real. Sin embargo, el aumento de las quiebras significa que los riesgos bancarios se intensificarán notablemente.

Unos nuevos locos años veinte. Después de un año de confinamientos, la gente querrá compensar el tiempo perdido y apresurarse a fiestas, cenas, festivales, espectáculos, deportes y viajes tan pronto como sea posible. El año 2021 bien puede florecer en un nuevo verano de amor, un tiempo existencial creativo – ¡carpe diem!