Advertisement
Lunes, 25 de enero de 2021

El Ayuntamiento habilita nuevos espacios para la participación ciudadana en los barrios

El acondicionamiento del Centro de Cruz Roja en la Plaza de San Vicente o la reforma de la antigua Casa de Asociaciones son algunos ejemplos
Visita del alcalde, Carlos García Carbayo, al reformado local de la plaza de San Vicente. Foto de Lydia González

El Ayuntamiento de Salamanca continúa habilitando nuevos espacios para la participación ciudadana en los barrios. Ejemplo de ello ha sido la reciente reforma de las antiguas instalaciones del Centro de Emergencia de Cruz Roja, en la Plaza de San Vicente, que ya pueden ser utilizadas por la asociación de vecinos de la zona.

Con una inversión de 123.165,41 euros, los trabajos han consistido en una intervención integral en el local para eliminar las humedades existentes, adaptarlo a la normativa vigente y hacerlo totalmente accesible para personas con discapacidad o movilidad reducida. Se ha distribuido en tres salas para usos múltiples, dos de ellas con una superficie en torno a 40 metros cuadrados y una tercera de mayor amplitud, casi 60 metros cuadrados, además de aseos y varias zonas de almacenaje. A mayores, se ha adecentado la zona ajardinada en la plaza y se han colocado cuatro bancos con respaldo

También en las últimas semanas, en respuesta a la solicitud de la Asociación de Vecinos Multicultural Garrido Contigo de espacios para desarrollar sus actividades, el Consistorio ha mediado con Mercasa para que pueda disponer de locales en el centro comercial Los Cipreses.


Del mismo modo, en noviembre concluía la reforma de la antigua Casa de las Asociaciones, en la calle La Bañeza, para la nueva sede de Parkinson Salamanca y para mejorar los locales que utiliza la asociación de vecinos del barrio Capuchinos.

En este caso, la inversión fue de 23.667,40 euros, para una nueva distribución en varias dependencias con el fin de obtener mejores funcionalidades. En concreto, se han unido los despachos 7, 8 y la sala de juntas para crear una sala de respiro familiar. Por su parte, los despachos 4 y 5 se han conectado para habilitar una sala para psicología grupal, mientras que el despacho 3 y la zona común se han unido para crear una sala de logopedia.

También hay una nueva sala de fisioterapia grupal, donde se ha insonorizado el techo para aminorar las molestias acústicas al resto del edificio. Además, se ha establecido un pequeño almacén en la zona de paso y se cede la sala de usos múltiples a las dependencias de la asociación de vecinos del barrio Capuchinos.

Fotos de Lydia González