Advertisement
Lunes, 25 de enero de 2021
Ciudad Rodrigo al día

El III Juvenil no pasa del empate ante el River al no estar tan atinado al final como en su brillante inicio

Los mirobrigenses se colocaron 3-0 en los primeros 2’05”, pero la tarde se fue enredando

El ajetreado mes de diciembre que está viviendo el III Juvenil, con hasta 5 partidos, continuó en la tarde del sábado en Conde de Foxá con el arranque de la 2ª vuelta de la 1ª fase liguera (aunque todavía le queda uno pendiente de la 1ª fase), en el que tuvieron como rival al River Zamora, al que se habían medido hace apenas semana y media en tierras zamoranas con victoria mirobrigense por 3-6.

Aquel resultado fue algo abultado, y de hecho el III Columnas sólo engordó el marcador al final tras un duelo igualado, algo que se repitió en la tarde sabatina en Conde de Foxá, con la diferencia de que en esta ocasión los mirobrigenses tuvieron una espectacular puesta en acción en lo que a goles se refiere (3 en los primeros 2’05”), que luego su rival fue poco a poco recortando.

En la recta final, con una segunda parte muy abierta e incluso de correcalles en varias fases, el III Columnas no tuvo la misma puntería que al inicio (en ello tuvo mucho que ver el portero del River) y se tuvo que conformar con el empate, el segundo de este mes. Dentro de una semana, en el mismo lugar y casi a la misma hora (ese duelo comenzará a las 17.00 horas), el III Juvenil despedirá el año contra el Valladolid Tierno Galván, que en la tarde del sábado tropezó ante el Atlético Benavente, igual que hicieron los mirobrigenses 7 días antes.

ASÍ FUE EL PARTIDO

Como decíamos, el III Columnas tuvo un arranque fulgurante. A los 30”, ya ganaba 1-0, tras una gran combinación en cuya parte final Diego Rubio le metió el balón al área a Sergio, quién tras moverse, sacó un tiro que mandó para dentro. A los 50”, ganaba 2-0, gracias a un zambombazo de Diego Rubio por el centro un poco escorado a la izquierda. Y a los 2’05”, ganaba 3-0, tras otra larga combinación en cuyo desenlace Sergio evitó que el balón se fuese por línea de fondo, y lo envió al área, donde lo empujó a gol Pablo Martín.

El vendaval mirobrigense era muy notable: antes del tercer gol tuvo otra ocasión Sergio en carrera, y en los minutos posteriores, dos más Diego Rubio (una la detuvo el portero y otra se marchó fuera), y otra más Jorge (que se topó con el guardameta), de tal modo que el River tuvo que pedir tiempo muerto cuando apenas se llevaban 4’21” de juego. Ciertamente, les sentó bien, y aún mejor el 3-1 que consiguieron un minuto después en un tiro de media distancia tras un saque de falta que se coló por bajo.

El River entró en ese momento en el partido, y con mucha fuerza, empezando a generar peligro, aunque sólo a balón parado (Jorge sacó en línea de gol un tiro tras una falta; y Sergio y David taparon dos remates clarísimos tras un córner). Además, otro balón se paseó por el área sin que nadie lo empujase. Tras el 10’, el III Columnas recuperó sensaciones, y peligro, con un tiro de Diego Rubio que despejó el portero con un pie de forma milagrosa; y especialmente en el 14’, con un remate acrobático de Jorge que impactó en el larguero.

El III Columnas se complicó la vida en el 15’, al cometer su 5ª falta. Segundos después, el River metió el 3-2, con un tiro por alto tras botar el córner al que había enviado el balón Pablo Ramos con un paradón. Los mirobrigenses pidieron tiempo muerto dentro de ese minuto 15, dando pie a unos minutos donde generó más peligro el River, favorecido por el bonus de faltas de su rival, pero Pablo Ramos hizo un buen trabajo.


A 1’30” para el final, el III Columnas cometió su 6ª falta, lanzando el River un doble penalty que envió a córner Pablo Ramos con otro paradón a media altura. Al igual que había empezado la primera parte por todo lo alto, también la acabó igual el III Columnas: aunque no se pudo aprovechar una contra muy clara de Pablo Martín y Sergio, a 26” se armó una buena combinación en la cual Sergio le metió el balón al área a Pablo Martín, quién se lo cedió a Jorge, que lo metió.

El III Columnas intentó volver a salir enchufadísimo a la segunda parte, pero justo al final del primer minuto el River puso el 4-3, en una acción en la que llegaron a línea de fondo, enviaron el balón al área, Jorge lo salvó en línea de gol, pero se fue hacia atrás favoreciendo un tiro a bocajarro que entró. A partir de ahí, pudo pasar de casi todo. Sin ir más lejos, apenas 20” después del 4-3, Pablo Ramos ya tuvo que salvar una oportunidad clarísima frente a él.  

En el tramo siguiente, el peligro fue alterno. El portero zamorano sacó una de Pablo Martín, una falta de entendimiento local propició un remate acrobático que casi entra por alto, Samu se topó con el palo (en el 25’), Pablo Ramos desbarató un tiro en carrera, el portero evitó un pase de la muerte de Pablo Martín para Samu, y el River desperdició una contra clara.

Sin embargo, poco antes de cruzar el ecuador de la segunda parte, empezó a tener muchísimo más peligro el III Columnas. Pablo Ramos lo probó, sacando el tiro su homólogo, Iker no llegó por los pelos a empujar un balón de Javi Ortega, ambos no pudieron sacar partido a otra contra muy clara (Javi Ortega envió el balón fuera), Sergio le metió un balón a Javi Ortega cuyo remate no quiso ir entre los tres palos, y el guardameta salvó dos tiros clarísimos seguidos de Jorge e Iker.

Aunque el River tenía alguna opción aislada, sobre todo a la contra (como una que cortó Iker, además de otra que desbarató Pablo Ramos), el gol mirobrigense parecía cuestión de tiempo, pero justo en una opción de ataque local, en el 33’, cayó el 4-4: Pablo Ramos subió, firmó un zambombazo lejano que repelió el portero del River, cayendo el balón a un compañero, que desde casi dentro de su área lo probó a puerta vacía, teniendo suerte.

Con el 4-4, el III Columnas monopolizó aún más el peligro, pero ahí se toparon con la formidable intervención del portero del River, que desbarató un ramillete de ocasiones clarísimas: dos de Diego Rubio (una de lejos y otra de cerca), otra de Sergio, otra de Jorge y una más de Diego Rubio. Entre medias, a 2’27” para el final, llegó la 5ª falta del River, pero no hubo una 6ª.

A 37” para el final, Sergio firmó un disparo desde cierta distancia que dio en el palo y se marchó. El gol estaba negado en ataque, pero aún hubo que sufrir atrás: a 7” para el final, el River tuvo un córner a favor (que prepararon en un tiempo muerto), logrando entre Sergio y Pablo Ramos desbaratar el tiro visitante, dando pie a una intentona final de Iker desde su campo que se fue rozando el larguero según sonaba la bocina que marcaba el final del partido.