Advertisement
Martes, 19 de enero de 2021
Ciudad Rodrigo al día

Julio Catari: “El amor me trajo a Miróbriga, pero tuve que pensar cómo ganarme la vida”

Llegado de Sudameríca se abre paso con su bicicleta al mundo laboral, prestando un servicio a particulares y empresas, llegando donde y cuando las grandes empresas no llegan
Julio Catari por una de las calles del casco antiguo de Ciudad Rodrigo/ Foto: Adrián M.Pastor

En estos últimos meses los mirobrigenses habrán podido ver un chico en bicicleta con una gran mochila a sus espaldas a “toda velocidad” de un lado para otro.

Se trata de Julio Catari, un joven Boliviano, concretamente de Sucre, que se está abriendo paso en el mercado laboral emprendiendo con su muy pequeña empresa de reparto a domicilio.

El germen de esta historia, comienza cuando una joven de Barruecopardo, un pueblo de la comarca de las Arribes del Duero, decide hacer un voluntariado allá por tierras bolivianas.                                                                                                                    

Es cuando la joven salmantina y el lugareño se conocen, comienzan a salir y se enamoran.

Concluye el tiempo del voluntariado de Irene, pero no quiere dejar a esta persona tan especial que ha compartido su vida durante el tiempo de estancia en Sudamérica. Tomando la decisión de formar una nueva vida en España, concretamente en Ciudad Rodrigo.

Tras la llegada a España y arreglo de los trámites burocráticos para la estancia legal y permanente en el País, surge otro problema al que hay que hacer frente. Irene tiene su vida y su trabajo en la rama de periodismo e imagen y sonido, pero Julio, tiene que empezar de cero en un nuevo País y en una ciudad pequeña donde escasea el trabajo y las oportunidades del mismo son muy escasas.

Pero Catari es inquieto, trabajador y sobre todo luchador, tras tiempo pensando en alguna forma de integrarse en el mundo laboral, un día viendo un reportaje televisivo de cómo proliferaban los ciclistas de reparto a domicilio, decidió con ayuda de su familia española adquirir una bicicleta y una gran mochila que colgaría a sus espaldas para transportar el género que sus futuros clientes necesitaran.


Poco a poco se fue poniendo en contacto con hosteleros y comerciantes, ofreciendo los servicios de reparto a domicilio por toda la Ciudad; el boca a boca de los mirobrigenses hizo que su teléfono fuera sonando con más asiduidad tras la satisfacción de los servicios de entrega de Julio Catari.

Tras más de un año de andadura, (en este caso rodadura), de la pequeña empresa de nuestro protagonista, son numerosos repartos de comida a domicilio, medicamentos, herramientas o utensilios que empresas y particulares puedan necesitar, con una limitación de 5kg por paquete, Julio Catari hace llegar en muy poco tiempo lo que el cliente necesite,  con la tranquilidad y confianza que ofrece.

Tan solo hay que llamar a su teléfono 621 06 47 08  y en un tiempo aproximado de 1 hora y un precio de 2,50 euros  el pedido lo tienes en casa, con la ventaja de que se ha llevado de una forma ecológica, algo a tener en cuenta. También dispone de una página web  repartosciudadrodrigo.com en la que ofrece servicios de reparto publicitario así como menús de distintos establecimientos hosteleros con los que Catari trabaja.

En la actualidad Julio se muestra satisfecho con la acogida que le están dando los mirobrigenses, teniendo en mente sacarse el carnet de conducir y adquirir algún vehículo para poder ampliar el radio de reparto, o incluso la posibilidad de ampliar la plantilla con algún trabajador.

En definitiva, es un claro ejemplo de emprendedor, con sueños e ilusiones como cualquier ser humano que lucha y trabaja pensando en los suyos, no cabe duda que nuestro protagonista va por el buen camino, y… ¡el que la sigue la consigue!