Miércoles, 25 de noviembre de 2020
Ciudad Rodrigo al día

Victoria clara del Ciudad Rodrigo en su 12º test de pretemporada ante un Béjar que hacía su debut

Los mirobrigenses concentraron los goles entre el final de la 1ª parte y el inicio de la 2ª, pasando el marcador del 0-0 en el 40’ al 4-0 en el 51’

A una semana y media hora -porque el encuentro del domingo que viene frente al Villaralbo comenzará 30’ más tarde- para estrenar por fin la Liga 2020/2021, el Ciudad Rodrigo CF jugó en la tarde dominical en el Francisco Mateos ante el Béjar Industrial su último partido de pretemporada, que deja la cuenta en un total de 12 amistosos (más un triangular), una cifra totalmente contrapuesta a la de su rival, para el cual éste era su 1º encuentro de preparación.

Esa diferencia de partidos es acorde al tiempo que llevan de pretemporada: los mirobrigenses acumulan casi 3 meses, desde finales de agosto, mientras que el Béjar arrancó hace menos de un mes, el 27 de octubre, teniendo además que parar en seco unos días ante el positivo en coronavirus de uno de sus jugadores, que obligó asimismo a aplazar a esta semana su visita al Francisco Mateos, prevista originalmente para la pasada.

Además de acumular el Béjar algunos entrenos más, lo mejor del retraso del duelo fue el tiempo, ya que el domingo anterior acabó por hacer una tarde de perros, mientras que esta semana se pudo disfrutar de una agradable tarde otoñal (hubo amenaza de lluvia, pero se disipó), que pese a todo no movilizó masivamente a los mirobrigenses a la hora de acercarse al campo, donde hubo varios aficionados bejaranos.

El público congregado pudo disfrutar de una nueva edición del ‘Clásico’ provincial (que se quedó sin disputar la temporada pasada en el Francisco Mateos) muy luchado, que deparó en el marcador una clara victoria del Ciudad Rodrigo (que concentró sus goles entre el final de la 1ª parte y el inicio de la 2ª, pasándose del 0-0 en el 40’ al 4-0 en el 51’) ante un Béjar que fue de menos a más, ofreciendo buenas sensaciones en el segundo tiempo.

En todo caso, este 4-1 sirve de poco para lo que está por venir, y es que como le dijo Maza en un momento dado a Manu Blanco para saber si estaba bien: “lo importante es el domingo” (también para el Béjar, que jugará a las 19.00 horas frente al Hergar Camelot Helmántica como visitante).

 

ASÍ FUE EL PARTIDO

De salida, el Béjar quiso plantarse arriba, pero la defensa mirobrigense se mostró muy férrea desde el principio, de tal modo que no concedieron ni un solo tiro a su rival en el primer tiempo (Pepo se anticipó sin muchos problemas a 2-3 balones durante ese período). Por parte local, pese a una madrugadora intentona de Javi Moríñigo en el 2’ que se fue desviada, tampoco hubo muchas ocasiones, dentro de un primer tiempo físico y competido.

Después de que el primer cuarto de hora estuviera más o menos igualado, el Ciudad Rodrigo asumió el control, llegando numerosas veces a los últimos metros, pero probándolo muy poco: apenas Lafu en el 27’ con un tiro desde la frontal según le llegó; y Risueño en el 38’ con un zambombazo lejano, pero ambos balones fueron atrapados sin demasiados problemas por el portero del Béjar.

El encuentro se encaminaba al descanso cuando el Ciudad Rodrigo lo rompió en los últimos 5 minutos. En el 40’, Alberto García botó un córner desde la derecha que fue rematado por Pablo Pérez de cabeza al fondo de la red; y en el 45’, en una jugada rápida, Santi recibió un balón al hueco, adentrándose en el área por su lado derecho, sacando un pase hacia el área pequeña, donde Alberto García lo aprovechó para colocar el 2-0.

Si el 1º tiempo tuvo dos goles en los 5 minutos iniciales, el 2º tuvo dos tantos en los 6 primeros. Para empezar, en el 47’, tras una gran jugada de toques en torno al borde del área, el balón le acabó por llegar a Manu Blanco, quién firmó un tiro cruzado raso que alcanzó la red visitante. El segundo tanto de este período cayó 4 minutos después, justo tras la ocasión más clara hasta esos momentos del Béjar, quién vio como se pasaba de un posible 3-1 al 4-0.

Esa intentona bejarana fue en un saque de córner (a donde había mandado el balón Adrián Gallego), que remató en dirección a la portería Marcos Galiano, despejando el balón Pablo Pérez de cabeza,  dando pie a una contra en la cual Santi avanzó escorado a la derecha hasta plantarse en el área y resolver ante el portero de tiro cruzado.

Con 4-0, el partido estaba visto para sentencia, lo que posibilitó, junto al carrusel de cambios del Ciudad Rodrigo (prácticamente todos los jugadores fueron relevados), que los mirobrigenses bajasen un poco sus prestaciones, y sobre todo que el Béjar estuviera mucho más activo, empezando por fin a acumular ocasiones, todas ellas eso sí a balón parado.

De este modo, en los siguientes minutos (desde el 55’ al 70’), sumaron un par de faltas lejanas rematadas de cabeza (una acabó fuera y la otra la cogió Pepo sin problemas), un saque de banda hacia el área (que despejó Samu de cabeza), y una falta desde el lateral izquierdo del área, que Íñigo botó directamente hacia portería, donde la repelió Alberto (entre medias, Pablo Pérez remató de cabeza un córner botado por Maza, perdiéndose el balón por poco).

Cuatro minutos más tarde, ya en el 74’, el colegiado señaló una falta a favor del Béjar en una posición idéntica a la anterior, que en esta ocasión Íñigo optó por abrir hacia atrás para Dani, quién según llegó la enchufó al fondo de la red con un fuerte disparo por alto. Tras el gol, el Béjar tuvo unos compases de cierto dominio antes de que el partido viviese un tramo final igualado, con varias idas y venidas, mientras se iban descontando minutos (el árbitro no añadió nada).

De ese tramo final, merece la pena resaltar una falta botada por Maza en el 78’ en 3/4 de campo que se marchó rozando la escuadra derecha; un saque de córner del Béjar en el 81’ que José Paz remató de cabeza marchándose el balón desviado por poco; y un balón enviado por Manu Blanco desde la derecha del área en el 88’ hacia Fran que el portero atrapó en el área pequeña, para finalizar una entretenida tarde de fútbol, a la que esperemos que le sigan bastantes más desde el domingo que viene.

/ZONA MIXTA/

Según explicó el técnico mirobrigense Aris Marcos, a su equipo “le costó unos minutos entrar en el partido, con ciertas imprecisiones, y malas tomas de decisión a la hora de elaborar el juego”, pero desde el 15’ “ya fueron controlando el juego y haciendo un juego atractivo y atrevido”.

El técnico señaló que los miembros de la línea defensiva estuvieron “fantásticos”, los del centro del campo, “ordenados y haciendo muy buenas combinaciones”, y los de ataque, “muy activos con mucha movilidad haciendo un gran trabajo de pressing”. Aris Marcos se muestra asimismo “contento con los jugadores que fueron entrando al campo, han estado todos fenomenal”, esperando hacer “una gran semana de entrenamientos para empezar la liga a tope”.