Advertisement
Domingo, 24 de enero de 2021
Ciudad Rodrigo al día

La llegada de un nuevo Obispo a Ciudad Rodrigo no está entre los “asuntos urgentes”

Por la respuesta que le han dado, el Administrador Apostólico de la Diócesis considera que “el cambio no es inminente”

Con motivo del Día de la Iglesia Diocesana 2020, el Administrador Apostólico de la Diócesis de Ciudad Rodrigo, Jesús García Burillo, ha remitido una carta a todos los sacerdotes de la Diócesis Civitatense, una Iglesia “sencilla, pobre, con cierta inquietud por el futuro, pero llena de vida, como las vírgenes prudentes, que sostenían sus lámparas encendidas en espera del Esposo”.

En esa carta, Jesús García Burillo recuerda a los sacerdotes que este año la Conferencia Episcopal Española ha querido poner su acento en la familia, expresando que “partiendo de que la Iglesia es una familia con todas las personas que la formamos, cada uno de sus miembros está invitado a recibir y aportar, sobre todo a las familias: tiempo, talentos, dinero y ¡oración!”.

En la parte final de esa carta, el Administrador Apostólico de la Diócesis señala que la mayor parte de los sacerdotes diocesanos “vive su ministerio en estos momentos con toda entrega, normalidad y paz”, pero que ha notado que alguno “se inquieta por nuestro futuro”. Al respecto de ese futuro de la Diócesis, Jesús García Burillo explica que hace sólo tres semanas le fue indicado “por quién tiene autoridad” que debe tener “paciencia”, porque “hay ahora asuntos urgentes que gestionar”, además de que le ven “bien”.


Este comentario le lleva a pensar al propio Jesús García Burillo que “el cambio” al frente de la Diócesis Civitatense (es decir, que alguien le dé el relevo ya como Obispo titular) “no es inminente”. Por último, el Administrador señala que vive y actúa “con mucha paz, como si acabara de llegar a la Diócesis”, un hecho del que el próximo mes de enero se cumplirán ya 2 años, tras presentar su renuncia al Gobierno de la Diócesis Raúl Berzosa.

Hay que apuntar que la semana pasada se produjo el temido momento del 75 cumpleaños del Obispo de Salamanca, Carlos López, lo que implica la presentación de su renuncia por motivos de edad al Gobierno de la Diócesis de Salamanca, con quién se rumorea que se puede fusionar la Diócesis de Ciudad Rodrigo, una posibilidad que ahora se acrecienta al necesitar las dos al mismo tiempo un nuevo Obispo.