Advertisement
Miércoles, 27 de enero de 2021

Quejas de guías de Turismo de Castilla y León porque no pueden acceder a ayudas de la Junta

Hablan de un trato "discriminatorio y excluyente", en el caso los guías que no están habilitados directamente por esta administración

Aguiturcyl afirma que "cada vez hay más guías de turismo ejerciendo en Castilla y León con el carnet de otra comunidad", como consecuencia de que la Junta "estuvo sin convocar exámenes de habilitación desde 2010 hasta 2018"

La nueva Asociación de Guías Oficiales de Turismo en Castilla y León (Aguiturcyl) ha denunciado este martes el trato "discriminatorio y excluyente" que sufren por parte de la Junta los guías que no están habilitados directamente por esta administración, ya que se les niega la inscripción en el registro de empresa, "requisito indispensable para acceder a las ayudas y subvenciones".

Aguiturcyl ha surgido con el objetivo de aglutinar a los profesionales del sector de guías oficiales de turismo en la comunidad autónoma de Castilla y León, y ante la necesidad de reunir a los "cada vez más numerosos profesionales" de la comunidad autónoma que desarrollan su trabajo en las diferentes provincias, y que, hasta ahora, no contaban con representación frente a las instituciones de carácter local, provincial y regional.

Según han destacado en un comunicado, actualmente es la asociación mayoritaria en la provincia de Burgos con más de 20 socios y cuenta con representación en casi todas las provincia de Castilla y León: Burgos, Segovia, Valladolid, Palencia, León y Salamanca.

Desde la nueva asociación ha explicado que, tras la aprobación del Decreto 5/2016, de 25 de febrero, por el que se regula el acceso y ejercicio de la actividad de guía de turismo en la Comunidad de Castilla y León y que se adapta a la normativa europea, "cualquier guía habilitado por cualquier comunidad autónoma puede ejercer su actividad en la región".

En ese sentido, han indicado que la mayor parte de los miembros de la nueva asociación poseen la habilitación de guía oficial de turismo expedida en otra comunidad autónoma diferente a la de Castilla y León, aunque la asociación "está abierta a cualquier guía habilitado que desarrolle su labor en la comunidad, sin importar donde esté habilitado".

Según han explicado, "cada vez hay más guías de turismo ejerciendo en Castilla y León con el carnet de otra comunidad", como consecuencia de que la Junta "estuvo sin convocar exámenes de habilitación desde 2010 hasta 2018", a lo que se añade que "la mayor parte de la comunidades han optado por la habilitación directa, previa presentación de las titulaciones universitarias y de idiomas pertinentes".


La asociación ha denunciado que el trato que da la Junta a los guías que no están habilitados directamente por su administración es "discriminatorio y excluyente", ya que les niega la inscripción en el registro de empresa de Castilla y León, cuando es "que un requisito indispensable para acceder a las ayudas y subvenciones".

Así, ha denunciado se les niega la inscripción en el registro de actividad turística de Castilla y León, cuando es "un requisito indispensable para acceder, entre otras cosas, a las ayudas y subvenciones, aún siendo empresas o autónomos que ejercen y pagan sus impuestos en esta Comunidad".

"Esta exclusión del registro, solamente existe en el sector de guías. El resto de sectores, ya sean hoteles, campings, bares, restaurantes, etc..., no tienen ningún problema para inscribirse, pero no así los guías de turismo habilitados por otra comunidad que no sea Castilla y León", han censurado.

En el caso de los guías, ha precisado Aguiturcyl, el único requisito para acceder a ese registro es estar habilitado por la Junta. "En ningún caso se pide un alta en el I.A.E., recibos de autónomos, contrato por cuenta ajena, o cualquier otra forma de justificar que se cumple con los requisitos legales para ejercer la actividad económica", han remarcado.

Por último, desde la asociación han explicado que se han reunido en dos ocasiones con la directora general de Turismo, Estrella Torrecilla, y con los técnicos de la Dirección General de Turismo, para transmitirles su "malestar" por el trato que vienen recibiendo "desde hace años", sin haber recibido "ninguna solución por el momento".