Advertisement
Sábado, 16 de enero de 2021
Ciudad Rodrigo al día

Desde este viernes 30 y hasta el 9 de noviembre no se podrá entrar ni salir de Castilla y León

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, pide a la ciudadanía un “autoconfinamiento inteligente”

Desde las 14.00 horas de este viernes 30 de octubre y hasta las 14.00 horas del lunes 9 de noviembre (ya que ese día decaerá el estado de alarma inicialmente aprobado), no se podrá entrar ni salir de la Comunidad Autónoma de Castilla y León salvo por causa justificada.

Esta restricción perimetral fue anunciada en la tarde del miércoles por el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, tras una reunión mantenida a lo largo de la jornada en Ávila con el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

Fernández Mañueco explicó que como excepciones a la prohibición de entrar y salir de la comunidad estarán las mismas que se aplican para el toque de queda nocturno: adquisición de productos farmacéuticos y de primera necesidad; asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios; desplazamiento al lugar de trabajo para efectuar su prestación laboral, profesional o empresarial; asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables; asistencia a centros de atención veterinaria por motivos de urgencia; por causa de fuerza mayor o situación de necesidad; cualquier otra actividad de análoga naturaleza (que habrá de hacerse individualmente, salvo que se acompañe a personas con discapacidad o por otra causa justificada); y retorno al lugar de residencia habitual, tras haber realizado las actividades anteriores.

Al igual que durante el horario del toque de queda, sí se podrá atravesar Castilla y León cuando el origen y llegada de los viajes tenga lugar fuera de la Comunidad.


Alfonso Fernández Mañueco explicó además que se mantiene la restricción de encuentros de un máximo de 6 personas, así como la limitación de un 50% de aforo para encuentros religiosos; aunque desde el Gobierno de Castilla y León se recomienda a la ciudadanía un “autoconfinamiento inteligente”, pidiéndoles “salir sólo lo imprescindible de casa, y moverse por las necesidades básicas, para reducir al mínimo el contacto entre personas no convivientes”, añadiendo que “el cierre sólo será eficaz si hay responsabilidad”.

El presidente de la Junta de Castilla y León señala que “hay que dar un paso al frente en defensa de nuestras comunidades autónomas y nuestro país”, tomando medidas “que sean proporcionadas” ante la carga sanitaria que se registra en los hospitales.