Martes, 24 de noviembre de 2020

Miguel García-Figuerola publica ‘Salamanca y la pintura costumbrista durante la época de la Restauración (1875-1931)’

Esta publicación ha sido posible gracias al convenio de colaboración existente entre la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes y el CES

La concejala de Cultura, Mª Victoria Bermejo, en el centro, junto a la presidenta del Centro de Estudios Salamanca, Mª Jesús Mancho, y el autor, Miguel García-Figuerola

La concejala de Cultura, Mª Victoria Bermejo, y la presidenta del Centro de Estudios Salamanca, Mª Jesús Mancho, han participado esta mañana a la presentación del libro “Salamanca y la pintura costumbrista durante la época de la Restauración (1875-1931)”, de Miguel García Figuerola.

Tal como ha recordado la concejala, “esta publicación ha sido posible gracias al convenio de colaboración que mantenemos con el CES y que tiene como finalidad la coedición de publicaciones que traten sobre la historia y la tradición salmantinas en todos sus aspectos”.

“Gracias al trabajo desinteresado de los miembros del Centro de Estudios Salmantinos contamos con una importante colección de publicación, en continuo crecimiento, relacionadas con Salamanca en todos los campos del conocimiento”, ha dicho Mª Victoria Bermejo.

El libro presentado hoy se centra en la década final del siglo XIX y en los inicios de la siguiente centuria, una época en la que fueron muchos los pintores que se acercaron hasta Salamanca con la intención de plasmar en sus lienzos tipos y costumbres de nuestra tierra.

De entre todos ellos, el autor se ha fijado en trece artistas de fama internacional: Francisco Iturrino, Darío de Regoyos, Cecilio Plá Gallardo, Manuel Benedito, Valentín y Ramón Zubiaurre, Carlos Vázquez Úbeda y Joaquín Sorolla.

Todos fueron reconocidos artistas en su época. Lo fueron porque se formaron como profesionales en los mejores centros españoles y europeos y porque alcanzaron éxito académico y popular en su labor artística.

En un momento en que el arte se había internacionalizado y una burguesía ya consolidada, encontraba en él una expresión de prestigio, numerosas obras con temática salmantina se cuelgan en salones privados y en las salas de exposiciones europeas y también del nuevo mundo.

El autor se pregunta: ¿Qué mueve a aquellos pintores a elegir Salamanca como enclave de sus intereses profesionales? Para poder responderla García-Figuerola repasa en sus páginas las circunstancias que explican la presencia de aquellos artistas, así como los temas preferentes en los que se fijan para realizar sus obras.

La investigación se aborda desde una perspectiva histórica. Por esta razón el marco temporal elegido se circunscribe a una etapa histórica: la Restauración Monárquica, periodo que abarca desde 1874 a 1931, momento en que se inicia la Segunda República.

Entre los méritos que se pueden destacar del trabajo debe considerarse el hecho de que, quizás por vez primera, se presenta un tema tan atractivo en el que se aúnan cuestiones, artísticas, históricas y etnográficas que sin duda atraerá el interés de los salmantinos.


El autor, así pues, ha sido capaz de ordenar unos datos dispersos, dando forma a un discurso coherente sobre la pintura costumbrista, y su incidencia en esta provincia.

Es así mismo, destacable en este libro, el catálogo en color de las obras más representativas, producto de una complicada labor de localización y catalogación. Dada la dimensión internacional de sus autores muchas de ellas, que fueron presentadas al público en vida de los pintores, actualmente se hallan en instituciones y museos extranjeros.

Gracias a la colaboración del Centro de Estudios Salmantinos y la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes, los salmantinos podremos conocer algo más de nuestro patrimonio artístico y cultural.

El autor: Miguel García-Figuerola

Es licenciado en Geografía e Historia y Filología Hispánica y doctor en Arqueología,  por la Universidad de Salamanca. Ha sido profesor en las universidades de Salamanca y León, impartiendo docencia en distintas asignaturas de Arqueología, Numismática, Historia e Historia del Arte.

Como investigador se ha dedicado, fundamentalmente, al mundo clásico-romano, destacando sus trabajos sobre numismática antigua. Una parte de su tesis doctoral, sobre circulación de moneda tardo-romana, fue publicada en la prestigiosa serie British Archaeological Reports I. S. (Oxford, Inglaterra).

Es autor de 10 libros y más de 50 artículos en revistas nacionales y extranjeras de tema histórico y arqueológico.

Desde el año 2000, alterna la investigación histórica con la filológica, publicando también varios trabajos de tema local y provincial. Cabe destacar, entre ellos, Doblones, escudos, durillos… Un tesoro encontrado en la Plaza Mayor de Salamanca (Junta de Castilla y León, 2005) en colaboración con la catedrática de arte Mª Nieves Rupérez Almajano; Tesoros escondidos en la Meseta Norte, editado por el Museo Etnográfico de Castilla y León (2012) y Literatura en la frontera. El ambiente literario en Ciudad Rodrigo durante la primera mitad del siglo XVI (Centro de Estudios Mirobrigenses) que recibió el premio Julián Sánchez el Charro, sobre historia de Ciudad Rodrigo en 2012.

Es director del Museo del Comercio y la Industria de Salamanca del Ayuntamiento de Salamanca, por oposición, desde agosto de 2008. Y miembro numerario del Centro de Estudios Salmantinos.