Miércoles, 21 de octubre de 2020
Ciudad Rodrigo al día

Autorizada la instalación de estufas en las terrazas presentado únicamente una declaración responsable

En el caso del centro histórico, todavía debe decidir la Comisión Territorial de Patrimonio de la Junta

El Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo ha procedido a simplificar el proceso para posibilitar la instalación de estufas en las terrazas por parte de los establecimientos de hostelería y de ocio de la ciudad, como otra consecuencia derivada de la pandemia del coronavirus, para que así esos establecimientos no se vean tan perjudicados por la actual normativa sanitaria.

En este sentido, hay que recordar que sigue restringida la presencia de clientes en el interior de los locales, siendo la alternativa el consumir en las terrazas, que en la época de buen tiempo pueden funcionar sin problemas (con las sombrillas correspondientes), pero que en la época invernal precisan de algún que otro sistema de calefacción que posibilite que sea agradable para los clientes estar en ellas.

Tras haber mostrado los hosteleros mirobrigenses su interés en colocar estufas, lo que ha hecho el Ayuntamiento mediante una Resolución de Alcaldía emitida en la mañana del jueves es regular su colocación en función de lo que ya establecía el artículo 6 bis de la Ordenanza municipal reguladora de la utilización privativa o aprovechamiento especial constituido por la ocupación de terrenos de uso público con mesas, sillas, sombrillas, estufas, humidificadores, etc. con finalidad lucrativa.

En concreto, en la Resolución se determina que los establecimientos interesados, en vez de tener que solicitar al Ayuntamiento una autorización para instalar una estufa, les vale con presentar una declaración responsable (acompañada de los documentos preceptivos), lo que permitirá ganar “agilidad en la puesta de las estufas”, en palabras del alcalde Marcos Iglesias, para así “ayudar al sector de la hostelería en un momento de dificultad por la pandemia”.

Una vez sean instaladas, el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo se reserva el derecho de realizar labores de comprobación, control, inspección y acuse de recibo de las estufas, que podrán permanecer en las terrazas desde el 1 de octubre y hasta el 30 de abril.

En el caso del centro histórico, los establecimientos deben recibir todavía el visto bueno de la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural de la Junta de Castilla y León, que salvo sorpresa lo va a conceder, siendo la principal decisión a tomar por esta Comisión qué tipo de estufa autoriza para el recinto amurallado teniendo en cuenta su peculiaridad. Está previsto que esta Comisión se reúna la próxima semana, colgándose en la web del Ayuntamiento el modelo de estufa autorizado para las terrazas del centro histórico.