Jueves, 22 de octubre de 2020

“Los cuidados paliativos suponen un compromiso con la vida y con dignidad de las personas”

Según explica el doctor, “sólo cuando el sufrimiento del paciente supera nuestra capacidad de respuesta, deben intervenir las unidades específicas, que deben tener un alto grado de formación y competencia”

Francisco José Vara, jefe de servicio de Cuidados Paliativos en los Montalvos, visitando a un paciente

La Unidad de Cuidados Paliativos del área de salud de Salamanca atiende aproximadamente a unos 1.200 pacientes al año, 500 en el hospital y otro 700 en su domicilio tanto en la ciudad como en la provincia. El próximo 14 de octubre se celebra el Día Mundial de los Cuidados Paliativos, fecha que representa la continua lucha tanto de profesionales de la salud como de pacientes contra el dolor, síntoma común en un diagnóstico irreversible e inminente. Hablamos con Francisco José Vara, jefe del Servicio Centro Regional de Cuidados Paliativos en el Hospital de Los Montalvos, quien asegura que “los cuidados paliativos no sólo pueden considerarse como un derecho de los pacientes sino como un imperativo ético para la sociedad”

Para que aún tenga dudas, ¿qué son los cuidados paliativos y qué objetivos persiguen en la atención de enfermos que requieren estos cuidados y cuándo un paciente es potencial candidato a recibirlos?

Los cuidados paliativos podríamos definirlos como un tipo especial de atención que busca mejorar la calidad de vida de las personas enfermas y sus familiares, abordando los problemas asociados con las enfermedades con un pronóstico de vida limitado mediante la prevención y el alivio del sufrimiento.

El objetivo es que, durante el tiempo que dure su enfermedad, el paciente esté consciente y libre de dolor, con los síntomas bajo control, de tal forma que puedan llevar su enfermedad con dignidad tanto en el hospital como en su domicilio, rodeado de la gente que lo quiere.

¿A partir de qué momento o fase de la enfermedad es aconsejable que un paciente reciba este tipo de cuidados?

Existe el concepto erróneo de que los cuidados paliativos sólo se aplican en las etapas finales de una enfermedad terminal, pero la realidad es que deberían intervenir de forma precoz en conjunto con otros tratamientos que pueden prolongar la vida como la quimioterapia, la radioterapia o la cirugía.

La intervención precoz de los equipos de cuidados paliativos ha demostrado que mejora la ansiedad, reduce la tasa de depresión, mejora la calidad de vida y puede, incluso, alargar la supervivencia.

¿Pueden entenderse como un derecho del paciente?

Los cuidados paliativos no sólo pueden considerarse como un derecho de los pacientes sino como un imperativo ético para la sociedad.

Los cuidados paliativos suponen un compromiso con el alivio del sufrimiento humano, un compromiso con la vida y con dignidad de las personas, un compromiso con la libertad en la toma de decisiones, un compromiso con el respeto a los valores, a la privacidad y a la intimidad.

Los cuidados paliativos aportan humanidad a la atención, y el ser tratados como personas es un derecho Universal.

Al igual que los diagnósticos y los tratamientos han avanzado mucho en los últimos años, ¿en qué han cambiado los cuidados paliativos y en qué deben seguir avanzando o mejorando?

Como bien dices, en los últimos años, los avances de la medicina han sido espectaculares, esto ha llevado a un aumento de la esperanza de vida de las personas que presentan cada vez más patologías derivadas de enfermedades degenerativas, y con ello la posibilidad de sufrir durante más tiempo.

Cuando hablamos de cuidados paliativos a todos nos viene a la cabeza la presencia de un enfermo con cáncer, con dolor y que le queda poco tiempo de vida, sin embargo cada vez hay más enfermos con enfermedades potencialmente mortales que sufren a lo largo de su enfermedad, incluso los enfermos con cáncer también tienen más esperanza de vida.

Esto ha supuesto un cambio conceptual importante en los cuidados paliativos, que ha debido adaptarse a esta nueva realidad: atendiendo a pacientes con todo tipo de condiciones crónicas complejas como la esclerosis múltiple, la insuficiencia cardiaca, respiratoria o renal o las demencias, independientemente del lugar donde se encuentren y de manera precoz.

¿Cuántos pacientes, aproximadamente, atienden anualmente en la Unidad de Cuidados Paliativos?

La Unidad de Cuidados Paliativos del área de salud de Salamanca atiende aproximadamente a unos 1200 pacientes al año, 500 en el hospital y otros 700 en su domicilio tanto en la ciudad como en la provincia

Entiendo que la atención a la parte emocional o psicológica también es esencial a la hora de hablar de cuidados paliativos.

Aunque los cuidados paliativos están orientados a mejorar la calidad de vida de los pacientes y sus familias, previniendo y aliviando el sufrimiento, tanto físico, como psicosocial y espiritual, nos dimos cuenta de que la atención que se estaba proporcionando era fundamentalmente sanitaria y se centraba sobre todo en el control de síntomas.

Se imponía un cambio en el modelo de atención que abordara por profesionales formados los aspectos emocionales, espirituales, sociales y familiares que se asocian a la enfermedad.

Desde el año 2009, disponemos gracias a la ‘Fundación la Caixa’ de un equipo de Atención psicosocial formado por dos psicólogos y dos trabajadores sociales que complementan al equipo sanitario proporcionando una atención integral al paciente y a su familia, sin la cual no sería posible alcanzar el mayor bienestar posible.

¿Hasta qué punto es importante concienciar más a la sociedad sobre los cuidados paliativos?

Existe un estigma social con respecto a los cuidados paliativos, se asocia con la muerte, con el sufrimiento y con el que ya no hay nada que hacer.

Esto produce un rechazo por parte de los pacientes y familiares a recibir atención paliativa pero cuando han pasado por la experiencia de los cuidados paliativos, cambian totalmente su percepción porque los paliativos son cuidados de vida, intentan que la vida sea digna hasta el final.

A veces nos enfrascamos en luchas inútiles que no sólo no mejoran la calidad de vida, sino que ni siquiera aumentan la supervivencia. Es importante concienciar a la población de que a veces es necesario parar y centrarnos en disfrutar de aquello que es verdaderamente importante. 

¿Se necesitan más unidades de cuidados paliativos en los hospitales para cubrir las necesidades de la población o estamos bien cubiertos?

A veces no se trata de tener más unidades específicas de Cuidados Paliativos, se trata de concienciar a los compañeros de que en un determinado momento debemos de mirar al enfermo con otra mirada, quizás no sean necesarios determinados tratamientos o pruebas diagnósticas que no aportan ya nada al paciente. Es lo que se llama la actitud paliativa.

Sólo cuando el sufrimiento del paciente supera nuestra capacidad de respuesta, deben intervenir las unidades específicas, que deben tener un alto grado de formación y competencia.

Desgraciadamente, de momento, no se exige esta formación para trabajar en las mismas, muchas veces por presiones de los propios profesionales.