Miércoles, 28 de octubre de 2020
Béjar al día

Los trabajadores de La Covatilla se defienden de las acusaciones de Ciudadanos

La Plataforma en Defensa de La Covatilla pide a Ciudadanos que no utilice a los trabajadores y a los profesionales de la estación de esquí para sus estrategias políticas “no somos moneda de cambio”
Francisca Andrés, representante de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Béjar
“Solo aquellos trabajadores de La Covatilla que se han quejado de la gestión y el estado de la estación son los que actualmente están en la calle”

La Plataforma en Defensa de La Covatilla, constituida por un grupo de trabajadores de la estación de esquí y de profesionales de la nieve, han hecho público un comunicado en el que ponen negro sobre blanco muchos de los problemas de la gestión de la estación de esquí bejarana y dan una contestación a las declaraciones realizadas, en el Pleno de ayer lunes, por la concejala Francisca Andrés de Ciudadanos Béjar, que abandonó la sesión sin quedarse a las votaciones por la dimisión de la Alcaldesa, y responsabilizó a los trabajadores de La Covatilla de no haber seguido adelante, en el mes de febrero, con su propia solicitud de dimisión de Elena Martín Vázquez al frente de la Alcaldía.

En la mesa de trabajo convocada en febrero a instancias de Ciudadanos, Francisca Andrés comenzó pidiendo el cese del Director de la estación de esquí a cambio de que Ciudadanos continuara apoyando al actual Gobierno municipal socialista, pero no se materializaron ni el cese ni la dimisión y Ciudadanos ha continuado hasta ahora prestando su apoyo al equipo de Gobierno.

Comunicado de la Plataforma en Defensa de La Covatilla

Somos un grupo de extrabajadores de la estación de esquí Sierra de Béjar – La Covatilla de Béjar y profesionales del sector de la nieve que defienden una mejor gestión de las instalaciones para que la temporada de nieve repercuta en toda la zona y la estación funcione a pleno rendimiento. No nos mueve más interés que trabajar por y para Béjar optimizando las instalaciones existentes para atraer a miles de esquiadores.

Dicho esto, no entendemos el motivo por el que la señora Francisca Andrés, concejala de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Béjar, realiza unas declaraciones en radio y prensa sobre la reunión técnica celebrada el 21 de febrero en el Ayuntamiento para analizar la situación de La Covatilla y pone como excusa a los trabajadores en un pleno organizado para votar sobre la petición de dimisión de la alcaldesa de Béjar, Elena Martín. Una dimisión que se solicita por muchos otros temas, no solo por la desastrosa gestión de La Covatilla.

La señora Francisca Andrés se refugia en un hecho sucedido hace siete meses, durante una mesa de trabajo sobre La Covatilla, solicitada por ella, con profesionales del sector turístico y algunos trabajadores de la estación que, viendo la mala gestión que se estaba haciendo, decidieron dar la voz de alarma. Queremos recordar a la señora Andrés que no estaba allí para defender a los trabajadores de la estación, sino para velar por la buena gestión de ésta, dotar de transparencia lo que allí estaba sucediendo y para velar por los intereses de los ciudadanos.

Tras escuchar y ver documentación que avalaban las denuncias y quejas de los diferentes profesionales, la señora Francisca Andrés insistió en pedir la cabeza del responsable de la estación y del jefe de explotación, como ya había hecho en anteriores ocasiones, además de responsabilidades políticas a la alcaldesa de Béjar y el concejal delegado de la estación. Como ella bien dice en el pleno celebrado el día 21 de septiembre, esta mesa fue un paripé, en el que más que resolver dudas sobre lo que sucedía en la estación y sobre la gestión realizada, nos encontramos con un mitin político y la exposición de un proyecto ilusorio e inviable elaborado por el responsable de la estación. Un responsable, que recordamos, ya gestionó la estación en época de Gecobesa con muy malos resultados y no ha vuelto a trabajar en el sector desde entonces. Es cierto que los trabajadores que allí acudimos nos fuimos, como lo hicieron otros profesionales e interesados al ver la farsa que se había montado y la excesiva duración de la reunión. ¿Pero qué esperaba que hiciéramos? ¿Quedarnos allí a ver cómo se vendía humo y no nos dejaban hablar? Durante esa convocatoria se tenían que haber tratado cuestiones que consideramos muy importantes, no solo para la estación, sino también para el resto de profesionales del sector turístico, que dependen en gran medida de que la estación haga una buena temporada.

Esas cuestiones que siguen pendientes hoy día y a ellas se le suman otras que,  a lo largo de los últimos meses nos hemos planteado como por ejemplo:

• ¿Por qué no se hizo nieve cuando hubo días en los que las condiciones eren favorables? Les recordamos que antes de temporada se hizo una revisión premium a la instalación de nieve artificial por una empresa especializada y todo funcionaba correctamente. Aún así, los días en los que se pudo hacer, nadie hizo nada.

• ¿Por qué no ha llegado ninguna máquina pisanieves a la estación? Las máquinas que dispone la estación están en malas condiciones, lo que hace imposible afrontar una nueva temporada. Sabemos que antes de la llegada de la nueva dirección se había negociado la compra de una nueva máquina, con muy buenas condiciones, sin embargo, esta compra se paralizó y, que sepamos, a día de hoy no se han abierto nuevas negociaciones para adquirir una nueva (y muy necesaria) máquina. ¿A qué se está esperando?

• ¿Por qué se comunicó que la zona alta estaba preparada para abrir y fresada cuando en realidad a ninguna máquina se le había montado el equipo de fresado? Si no es así, ¿por qué mentir?

• ¿Por qué todos los trabajadores de la estación, incluido el responsable, han pasado por un proceso de selección “abierto y transparente” excepto el actual Jefe de Explotación?  Las funciones que acomete esta persona son las que vienen recogidas para el puesto para el que se contrató al actual Director. ¿Eso quiere decir que hay dos personas realizando el mismo trabajo? Si es así, ¿quién de los dos sobra?

• Todos recordamos que a finales de enero cayó una buena nevada, sin embargo, el jefe de explotación no dejó a ninguno de los maquinistas pisar pistas. Aun así, con las pistas sin pisar, se abrió la estación. ¿A qué se debió esta decisión cuando el protocolo establecido es compactar la nieve todo lo que se pueda? Si se les hubiera dejado hacer a estos profesionales su trabajo, seguramente las pistas habrían aguantado unos días más o semanas. ¿Quién sabe?

• ¿Por qué la estación ha estado y sigue estando a día de hoy sin maquinistas profesionales? Durante el proceso de selección de la temporada 2019-20 se hizo una mesa de contratación para seleccionar a los maquinistas, sin embargo, nunca se llegó a contratar a ninguno, ni cuando la estación se quedó sin maquinista oficial.

• ¿Por qué los trabajadores de la estación no cuentan con un vestuario apropiado ni con los EPIS necesarios para desempeñar su trabajo? Esto es una mejora que se ha solicitado y a la que no se le ha dado aún solución.

• ¿Cómo se entiende que los trabajadores no dispongan de un cuadrante de horas? ¿Se imaginan llegar al trabajo y que le digan que mañana libra? Eso está pasando en la estación desde que están los nuevos responsables. No hay horarios, ni planes de trabajo, todo es improvisación.  Además, no existe comunicación entre las diferentes secciones. Allí arriba reina el ocultismo y la desinformación.

• ¿Qué necesidad hay de que esté cafetería abierta toda la jornada para dar solo de comer al personal de montaña? Estando la estación sin nieve y cerrada, y pudiendo trabajar jornada completa, alguien decidió partir la jornada y abrir la cafetería, con el gasto que ello supone. ¿Alguien ha echado cuentas?

• ¿A qué se debe el incentivo con carácter retroactivo que la Alcaldesa le ha otorgado al responsable de la estación en mitad de la pandemia? ¿Cuáles son los motivos que justifican este plus? Recordemos que ha sido una de las peores temporadas de la estación, con cuatro días abiertos, y una pandemia que ha obligado a paralizar el país. ¿Qué ha hecho este responsable para ganarse este plus, que no forme parte de sus funciones?

• ¿Qué ha pasado con el bikepark? ¿Qué acondicionamientos se han realizado para convertir las pistas? ¿Cómo es posible que solo se abra el bikepark en agosto cuando estaba anunciada la apertura desde junio? ¿Qué ha fallado en su diseño y gestión para que no haya tenido éxito? 

Hay muchas otras cuestiones que nosotros nos hacemos, como los motivos por los que se han realizado ciertos despidos a trabajadores, alguno muy sonado en las redes sociales. Es curioso como solo aquellos que se han quejado de la gestión y el estado de la estación sean los que actualmente están en la calle, sin importa el CV ni la trayectoria profesional.

Señora Francisca Andrés nos dirigimos a usted para decirle que estas son algunas de las cuestiones que debería haber tratado en esa mesa de trabajo con la presencia, o sin ella, de los trabajadores y otros profesionales del sector preocupados por el funcionamiento de la estación. Ni los trabajadores de la estación que acudieron a esa mesa ni el resto de los profesionales que allí estuvimos somos moneda de cambio. No necesitamos que nadie nos defienda. Solo nos preocupamos por la estación, por su gestión y funcionamiento. Queremos y exigimos un cambio antes de que esto no tenga solución, porque a la vista está que la gestión actual no es buena.