Miércoles, 28 de octubre de 2020

La conexión ferroviaria Pocinho-Barca D´Alva-Salamanca, entre las conclusiones del VIII Foro Parlamentario Hispano-Portugués

Dedicando una atención muy especial a los territorios de frontera, la mejora de las infraestructuras rodadas y ferroviarias, el fomento de la industria agroalimentaria, los incentivos fiscales o la respuesta conjunta ante situaciones médicas de emergencia han sido algunas de las “recomendaciones” sobre las que han incidido los parlamentarios

La presidenta del Congreso de los Diputados de España, Meritxell Batet/ Fotos: Congreso de los Diputados

La delegación del Congreso de los Diputados de España y la de los diputados de la Asamblea de la República de Portugal han desarrollado la octava edición del Foro Parlamentario Hispano-Portugués los días 13 y 14 de septiembre en Lisboa. El objetivo principal para la creación de este Foro fue la contribución parlamentaria a las Cumbres Hispano-Portuguesas. La próxima bilateral, la XXXI Cumbre Ibérica, tendrá lugar en Guarda el próximo 2 de octubre.

Como resultado de dicho encuentro, celebrado en la sede de la Asamblea de la República, ambas delegaciones, presididas por los Presidentes Eduardo Ferro y Meritxell Batet, han reafirmado su compromiso con una acción cada vez más concertada entre ambos países, tanto en la dimensión bilateral como en el seno de la Unión Europea, integrando en esta relación la actual situación socioeconómica generada por la pandemia de Covid-19.

Los parlamentarios de España y Portugal han otorgado una atención muy especial a la cohesión territorial entre las regiones fronterizas, no solo para el ámbito hispano-portugués sino para las relaciones con la Unión Europea. En este sentido, en el VIII Foro Parlamentario bilateral se trató de la concreción en el territorio común fronterizo de los importantes apoyos económicos que vendrán del Plan de Recuperación anunciado en el Consejo Europeo del pasado mes de julio.

En las conclusiones emitidas por el Foro, las infraestructuras han vuelto a posicionarse como uno de los ejes transversales para la mejora de la vida en las comarcas fronterizas. 

Se habló de adaptar las sociedades española y portuguesa a la revolución que estamos viviendo –territorial, digital, energética, ambiental y climática-,  aplicando a estos objetivos las ayudas que vengan de Europa. “Actuar de forma coordinada -nacional, regional y localmente-”.

Los parlamentarios de España y Portugal han dado mucha importancia al Marco Financiero Plurianual 2021-2027 y a los Fondos Estructurales, muy en particular al Fondo para una Transición Justa, dado que estos instrumentos repercuten en el desarrollo regional y la dinamización de las zonas rurales.

En este marco europeo, consideran los parlamentarios hispano-portugueses que ambos países enfrentan desafíos muy similares, lo que redunda en su propósito de trabajar juntos en los aspectos más preocupantes, como “el envejecimiento demográfico, la pérdida de vitalidad económica, el vaciamiento de los servicios públicos y sociales, el cierre de estructuras de apoyo y la desesperanza en el futuro” de las comarcas de frontera.

Los Diputados instan a los gobiernos de España y Portugal a concretar esta estrategia, colaborando activamente en algunas vertientes de la cooperación fronteriza a las que han otorgado especial atención. En la conclusión décimo-novena los parlamentarios ofrecen una serie de recomendaciones a sus gobiernos. “…los Diputados desean transmitir a la XXXI Cumbre Gubernamental Hispano-Portuguesa, programada para el próximo 2 de octubre, en Guarda, algunas recomendaciones:

a) Satisfacer las necesidades de movilidad transfronteriza, en particular mejorando la red de transporte de cercanías en los territorios transfronterizos;

b) Eliminar la discriminación directa e indirecta de los trabajadores transfronterizos mediante una coordinación más eficaz entre las autoridades (nacionales, regionales y locales) de ambos países;

c) Priorizar la finalización y modernización de infraestructuras fundamentales para los territorios fronterizos y sus poblaciones, ya sean carreteras (enlace de IP2 entre Bragança y Puebla de Sanabria; unión de la EX-A1 con la A23 a través del IC-31, entre Moraleja y Monfortinho, Castelo Branco; enlace de la A25 a la A62, entre Vilar Formoso y Fuentes de Oñoro; enlace entre Zamora y la A4/E82 (Quintanilla); enlace IC5 Miranda do Douro - Zamora por Sayago); Puente Internacional sobre el río Sever (Nisa – Cedillo); Puente Internacional entre Alcoutim y Sanlúcar de Guadiana; IC28 conexión a Fronteira da Madalena; A28 conexión A3 frontera Tui- Valença; N371 y N373 conexión por Campo Maior a la frontera de Retiro y a la plataforma logística Elvas-Badajoz; o ferrocarril [conexión de la línea del Duero a la red de ferrocarril española; conexión de la línea Beira Alta desde Fuentes de Oñoro (Salamanca); plataforma Logística Elvas- Badajoz; tramo Viana do Castelo/Valença; conexión del eje Atlántico Portugués-Español, que incluye Lisboa, Oporto, Vigo, Santiago de Compostela y A Coruña); apostar por un proyecto innovador de tren de hidrógeno entre Cáceres-Navalmoral de la Mata-Valencia de Alcántara-Ramal de Cáceres-Línea del Este; conexión Pocinho-Barca D’Alva-Salamanca];

d) En particular, agilizar la finalización de las infraestructuras del Corredor Atlántico y la implantación de la línea de alta velocidad Lisboa/Sines/Poceirão/Évora/Elvas/Badajoz/Cáceres/Madrid para pasajeros y mercancías;

e) Profundizar en la conectividad digital y de telecomunicaciones, creando todas las condiciones para una verdadera transición digital, inclusiva y completa;

f) Garantizar que todos los territorios fronterizos estén cubiertos por las infraestructuras y redes digitales (tanto el acceso a la cobertura de teléfono móvil como el acceso a Internet con la cobertura más avanzada, como la 5G);

g) Avanzar en la gestión conjunta de servicios básicos en las áreas de educación, salud, servicios sociales o protección civil, con el propósito de potenciar y compartir recursos y mejorar el apoyo a las comunidades;

h) Promover la enseñanza del portugués en el sistema de enseñanza español y del español en la enseñanza portuguesa, como lenguas extranjeras curriculares, estimulando la interacción entre las comunidades de ambos lados de la frontera y un mejor conocimiento sobre su realidad;

i) Fortalecer la cooperación transfronteriza mediante los programas de investigación y colaboración de las Universidades y Centros de Excelencia, como el Instituto Ibérico de Nanotecnología de Braga;

j) Fomentar la sinergia en el ámbito de la respuesta médica de emergencia en las zonas fronterizas;

k) Intensificar la coordinación de los recursos fronterizos vinculados al sistema de protección civil, en particular en materia de gestión de incendios en las zonas rurales;

l) Facilitar, mediante instrumentos legislativos, reglamentarios o fiscales, el establecimiento de actividades económicas en los territorios fronterizos y, por consiguiente, la creación de empleo en los territorios menos favorecidos del interior y de la frontera;

m) Crear instrumentos que favorezcan la recuperación de la estructura empresarial y emprendedora de las regiones fronterizas, en diálogo con los agentes sectoriales eurorregionales;

n) Apoyar de forma especial al sector primario y al complejo agro-mar-industrial, que se han revelado fundamentales en esta pandemia, para promover la autonomía y seguridad alimentaria;

o) Impulsar la movilidad laboral, incentivando la contratación de trabajadores de ambos lados de la frontera, dinamizando el mercado de trabajo transfronterizo;

p) Fomentar fórmulas innovadoras para apoyar el emprendimiento juvenil, tales como, por ejemplo, la creación de incubadoras de empleo transfronterizas;

q) Emprender programas de desarrollo agroforestal y agroalimentario adaptados a los territorios transfronterizos con el fin de promover los sistemas alimentarios sostenibles a nivel territorial o la agricultura de proximidad;

r) Profundizar la articulación entre la administración central, los municipios, las comunidades intermunicipales, las comisiones de coordinación y desarrollo regional y las comunidades, en particular en materia de gestión conjunta del patrimonio natural común;

s) Promover la cooperación entre las delegaciones nacionales del Comité de las Regiones de la Unión Europea y del Congreso de Poderes Locales y Regionales del Consejo de Europa con el objetivo de defender los intereses transfronterizos comunes;

t) Fomentar la cooperación para la protección y el uso sostenible de las cuencas hidrográficas comunes, así como para la protección, conservación, difusión y gestión de los valores medioambientales y socioeconómicos de los ecosistemas de los territorios fronterizos;

u) Reforzar la cooperación regional en el ámbito de las energías renovables, con especial referencia a las interconexiones energéticas, fundamentales para la consecución del objetivo común de descarbonización de la economía, potenciando el Centro Ibérico de Energía Renovable y Eficiencia Energética;

v) Fomentar la cooperación cultural transfronteriza, basada en el diálogo cultural y en el intercambio histórico-cultural y artístico.

w) Aprovechar el próximo Ano Xacobeo (2021) para dar un nuevo impulso a los Caminos de Santiago, especialmente a los Caminos Portugueses.

x) Desarrollar protocolos de cooperación y articulación conjunta de procedimientos en materia de movimientos transfronterizos, tanto para hipotéticos futuros cierres de frontera por pandemia como para la posterior reapertura;

y) Trabajar para que el destino de los fondos procedentes de la Unión Europea pueda prestar una atención  especial a las zonas fronterizas, con el fin de minimizar el impacto del cierre que resultó de la pandemia de la Covid-19.”

Los Diputados del Congreso de los Diputados de España y de la Asamblea de la República de Portugal concluyeron que es necesario profundizar en su relación, en particular a través de estructuras más flexibles que permitan una mayor y más fuerte articulación entre los dos países a través de sus Parlamentos y que la gestión común de la frontera es un proyecto aún en evolución después de treinta años, tras la adhesión de España y Portugal a la entonces Comunidad Económica Europea en 1986.

Con la celebración de este Foro y de los respectivos encuentros que han mantenido las administraciones regionales portuguesas y españolas que comparten territorio fronterizo, -como es el caso de la Junta de Castilla y León con la Comisión de Coordinación de Desarrollo Regional de las regiones Centro y Norte de Portugal-, se da por fijados los principales temas a tratar en la XXI Cumbre Hispano-Portuguesa de Guarda el 2 de octubre.

CONCLUSIONES VIII FORO PARLAMENTARIO HISPANO-PORTUGUÉS (139 Kb)