Lunes, 28 de septiembre de 2020

Dejemos que parlamente el hombre. Elicura Chihuailaf en Salamanca

Elicura Chiahuailaf en el Salón de Recepciones del Ayuntamiento de Salamanca (foto de jacqueline Alencar)

 

Acaban de conceder el Premio Nacional de Literatura de Chile al destacado poeta Elicura Chihuailaf, a quien se dedicó el XII Encuentro de Poetas Iberoamericanos, celebrado en octubre de 2009 y organizado por la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes Aquí dejo conocer una parte del texto de introducción que escribí para  la antología titulada ‘Adónde irán mis nuevos sueños’ (Edifsa, Salamanca, 2009). Para dicha antología seleccioné cincuenta y cinco poemas suyos, tanto en su idioma original, mapudungun, como en su versión al castellano realizada por el propio poeta. También incluyo el poema a él dedicado.

 

Conviene aclarar que este premio se concedió a Gabriel Mistral seis años después de ganar el Premio Nobel; o bien a Gonzalo Rojas, al año siguiente de obtener el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana.

 

 

Dejemos que parlamente el hombre.

Elicura Chihuailaf en Salamanca

 

. Nada dices
Ponte de pie, parlamenta en tu Tierra
aunque sientas tristeza, parlamenta
como lo hacían tus Antepasados
como hablaban ellos

 

E. Ch.

 

 

En esta Salamanca enhechizante podré dar un largo abrazo, por vez primera, al poeta mapuche Elicura Chihuailaf Nahuelpan (Kechurewe, Sur de Chile, 1952). Pero su nombre y su poesía genésica me sonaban desde atrás, de años cuando el profesor Héctor Molina preparaba su tesis doctoral sobre los cantos orales del pueblo mapuche. Filósofo -y además cantante- “Titín” Molina no dejaba de hablarme de un notable poeta de las tierras de Temuco y más allá.

 

Busqué información en la Red y sus lejanas cosas entraron a navegar en mi memoria: la suya no es una poesía que transita por senda muerta: retiene los días que se iban: habla en legítima defensa: es una autobiografía carnal y espiritual: da voz al susurro de sus antepasados: ah, y no dice adiós si se lo quiere dictar el vozarrón de los caprichosos.

 

Entonces me di cuenta de lo mentecato que resulta cualquier canon. ¡No figuraba en antologías supuestamente rigurosas de la poesía iberoamericana! Incomprensible omisión cuando su obra ha sido traducida y publicada -parcial o completamente- en francés, inglés, italiano, holandés, sueco, húngaro, croata, catalán, gallego o neerlandés; incomprensible cuando ha estado leyendo sus textos en las antípodas australianas, pasando por Europa y los pueblos de su América.

 

Pero tal proceder no preocupa al hombre que se trasvasa por sus dos mundos, bien seguro de sus orígenes y de toda niebla de civilizada jerarquía. Es miembro de la Academia Chilena de la Lengua y, a la vez, profesor del taller de poesía y prosa en la escuela rural “Primer Agua” (comuna de Tirua); es profesor visitante en la Universidad de Chile (Santiago) y, a la vez, colaborador del Observatorio de Derechos de los Pueblos Indígenas (Temuco). Es poeta y, a la vez, Oralitor… Escribe versos que lloviznan profundamente en el alma del lector y, a la vez, escribe prosas no por capricho, sino para dar un mínimo testimonio otro, como en su libro Recado confidencial a los chilenos: “¡Nos conocemos tan poco! (…) Es la razón por la que le entrego este recado confidencial, lleno de voces que quizás me “avalen” ante la suspicacia que el peso de la cultura dominante ha puesto sobre nosotros. Recado, porque es un Mensaje verbal (que se hace de Palabra) Confidencial, que se dice en confianza. La paradoja implícita en la coexistencia de nuestras culturas, de nuestros pueblos”. O tambien:La política del desarraigo y asimilación conocerá un punto extremo tras el Golpe Militar de septiembre de 1973. El régimen militar adoptará el principio por el cual todos los habitantes de Chile son solamente chilenos, negando la identidad de los pueblos indígenas y reprimiendo violentamente a las organizaciones mapuches así como a sus dirigentes (asesinatos y desapariciones)”.

 

***

 

Suelo dejar constancia de mis afectos a la obra de los poetas homenajeados por esta Salamanca tan vinculada con todo lo americano. Ésta no será una excepción.

 

Albano Martíns, Alfredo Pérez Alencart, Jacqueline Alencar y Elicura Chihuailaf, en el Colegio  Fonseca de la Universidad de Salamanca

 

HABLA EL HOMBRE DE LO SUYO

 

 

Para Elicura Chihuailaf,

en la población de Millaray

 

 

Si alguien quiere decirme NIÑO no se cohíba:

a mi espalda rugen las piedras del río, alto precio de los sueños

que hacen otro Universo sin reglas de juego

salvo la ternura y el cielo invicto y la cariciosa soledad

a punto de amanecer.

Fluyen los tiempos, los espíritus:

HE DE HABLAR por el dolor de todos

los que he vivido: yo siento los árboles y la acrobacia de las aves

junto al llanto humano por los siglos que dan miedo.

Poluciones

innecesarias, pero los de MÁS ALLÁ me llaman traidor y quieren

quitarme el pájaro del amor. BUENAS NOCHES A TODOS:

sueño con un cántico que alivie crecer duramente,

sobreviviendo en pie por el suelo sanguíneo que nos une

y cabe en el pecho sin olvidar las cosas

de UNO mismo.

sUEÑo-niño la parte de mi Tierra

que no se ha podrido; vuela la luz madura

para apresar raíces y libertades enllamaradas: está lloviendo

y me moja la familiaridad del goteo y mi TACTO animal

TIENE ALGO DE FIEBRE.

Estrellas van y vienen

por mi cosmoGONÍA, por la boca llena

del  Abismo de las Cicatrices, de los mil puñales: LABIOS VIVOS

para hablar de la naturaleza que obedece al Ojo que llevo;

AY, los contrarios ordenan el asalto a la región.

Voy buscándote,

VIENTO realmente visceral semejante a un gavilán

sobre mis propios huesos, sobre el imperio sensitivo del Corazón:

victoria fragmentaria de mi predicción

porque todo es RECOMIENZO en esta antigua vigilia

donde me desplomo por colinas florecidas, Y HABLO con gozo

del depósito de mis sueños, del Sol o de la Luna

 y del lenguaje armonioso que me

Necesita

y me gana para que NADA se termine,

 

Julio y en Tejares (2009)

A. P. A.