Miércoles, 28 de octubre de 2020
Béjar al día

Rodríguez Celador desconoce que se haya perdido la subvención del Plan Sequía

El PP sigue denunciando las comisiones vacías de contenido y el ocultismo en los informes que solicita la oposición

Grupo Municipal Popular

El Partido Popular vuelve a dar parte, una semana más, de la falta de contenido en las Comisiones Informativas, que esta semana se han celebrado hoy miércoles debido a las fiestas patronales sin contar con la presencia de la Alcaldesa de Béjar por encontrarse en una reunión con otros alcaldes de la provincia y con la directora general de Turismo, Estrella Torrecilla.

“Por las reducciones de jornada de los funcionarios, se necesitarían 62 trabajadores más para realizar el mismo trabajo que se hacía en legislaturas anteriores”.
Alejo Riñones

En las comisiones se ha informado de la intención de despedir a las cooperativas de limpieza, pese a los dos años que les quedan de prórroga, por lo que 15 familias quedarán en situación de desempleo. La polémica está servida puesto que de nuevo el Grupo Socialista se deshace de trabajadores que comenzaron a prestar servicios municipales bajo el Gobierno del Partido Popular.

Las previsiones del Ayuntamiento pasan por contratar a una empresa para que limpie las calles de Béjar, que han ido acumulando mucha suciedad durante el verano, antes de que empiecen a trabajar los nuevos limpiadores; de manera que los funcionarios que se incorporen para hacerse cargo del servicio se las encuentren limpias.  

Otro de los temas tratados ha sido la pérdida de la subvención de 70.000 euros del Plan Sequía de la Diputación de Salamanca, que el concejal Rodríguez Celador ha admitido desconocer, lo que ha indignado sobremanera al Grupo Popular, ya que el dinero era necesario para continuar con las obras que se habían comenzado con esta misma subvención en años anteriores. Dichas obras consistían en la renovación de una importante tubería para el abastecimiento del agua a la ciudad desde el pantano de Navamuño.

Este tema ha vuelto a incrementar la preocupación del Grupo Popular, que prevé que el dinero del Plan de Reindustrialización se pierda por falta de gestión y que el actual equipo de Gobierno se deje pasar los plazos, o las prórrogas sean denegadas por no haber sido ejecutado ninguno de los proyectos, ya que la Junta de Castilla y León tiene muchas necesidades que cubrir en una comunidad autónoma tan grande.

Además el PP continúa denunciando públicamente que sigue sin recibir los informes que lleva solicitando al equipo de Gobierno, cada lunes, desde hace meses. Esta falta de transparencia ha saltado ya a la calle, pues el PP representa a casi la mitad de la ciudadanía de Béjar y está dando que pensar a muchos vecinos que el temor del equipo de Gobierno a dar explicaciones sea supuestamente porque se estén cometiendo presuntas irregularidades en la gestión, que tratan de ocultar.

El Partido Popular, no sólo informa puntualmente todas las semanas de los temas tratados en comisiones, mencionando las dificultades con las que se encuentra para realizar su labor de oposición, debido a la falta de transparencia del Grupo Socialista, sino que también viene denunciando con asiduidad el trato discriminatorio que está habiendo entre los trabajadores del consistorio “mientras a unos se les persigue por sus ideas políticas o se les acosa laboralmente, a otros sin embargo se les premia con gratificaciones y se les beneficia en los horarios de las jornadas laborales”, ha manifestado su Portavoz.

Los Populares avisan del mal ambiente que se está creando entre los trabajadores del Ayuntamiento, lo cual puede llegar a repercutir en su rendimiento, y además informa que 250 trabajadores del consistorio bejarano han visto reducida su jornada laboral de siete horas y media diarias, a seis horas, lo que significa que mensualmente son 30 horas menos por trabajador; lo que traducido a productividad quiere decir que actualmente  calculan que se necesitarían 62 trabajadores más para realizar el mismo trabajo que se hacía en legislaturas anteriores.

Otra de las denuncias de las que se han hecho eco los Populares en las últimas semanas, han sido las quejas de los vecinos por encontrase vacíos los servicios de atención a los ciudadanos del Ayuntamiento, muchos de los cuales aún siguen prestándose con cita previa, lo que retrasa considerablemente cualquier trámite con la administración municipal. Según el Partido Popular, el equipo de Gobierno anterior controlaba que se hicieran turnos para las vacaciones o descansos en un mismo departamento, de forma que los usuarios no se encontraran nunca con las puertas cerradas: “ahora vuelva usted mañana o pida cita. Ya está bien de tanto pedir cita para un Ayuntamiento que no tiene un volumen de trabajo como para que se formen colas”, ha manifestado el portavoz popular, Alejo Riñones.