Domingo, 27 de septiembre de 2020
Ciudad Rodrigo al día

Los colegios y la Escuela Infantil ‘vuelven a la vida’ tras medio año en silencio

La primera mañana de vuelta a las aulas transcurrió con normalidad, según señalan desde los distintos centros

Han permanecido medio año en un inusual ‘silencio’ (posiblemente el período más largo de su historia sin actividad presencial), pero por fin en la mañana del miércoles ‘volvieron a la vida’ los colegios San Francisco, Miróbriga, Arrabal del Puente y Misioneras de la Providencia-Santa Teresa de Jesús, así como la Escuela Infantil José Manuel Hidalgo de Ciudad Rodrigo, para iniciar el curso escolar 2020/2021.

De forma escalonada, tal y como estaba previsto, los cinco centros mencionados fueron recibiendo a primera hora de la mañana a sus alumnos, casi medio año después de hacerlo por última vez: aquel lejano viernes 13 de marzo en el que, poco antes de finalizar la jornada lectiva, tuvieron conocimiento de la suspensión de las clases presenciales a partir del lunes 16 sin saber hasta cuándo. Finalmente, ese parón se ha prolongado hasta el inicio de este nuevo curso, para el cual se han tomado en los centros todas las precauciones, tal y como explicamos en Ciudad Rodrigo Al Día en la jornada del martes.

Quedaba por saber cuál iba a ser la respuesta de los alumnos y sus familias, que al menos en la primera jornada ha sido muy positiva, según explican desde los propios centros. Por ejemplo, Juanjo Moreno, director del Colegio San Francisco, indica que “todo ha ido bien”, destacando por ejemplo que las entradas programadas cada 5 minutos por tres puertas diferentes funcionaron bien pese a tratarse de una gran novedad. Hay que apuntar que en este centro su gran patio ha sido dividido con vallas y cintas para que los alumnos no se salgan de las zonas asignadas a cada grupo.

 

En el Colegio El Puente, su directora Teresa señaló a Ciudad Rodrigo Al Día que la primera mañana había ido “bastante bien”, cumpliendo el protocolo tal y como tenían previsto: llamando a los alumnos por cursos para ir entrando, tomándoles la temperatura, echándoles gel para que se desinfectasen las manos, y con una salida al recreo escalonada por cursos.

Algo similar habían vivido en el Colegio Misioneras de la Providencia-Santa Teresa de Jesús, donde fueron recibiendo a los alumnos por el patio que da a la calle Doctor Fleming, que va a estar cortada al tráfico (se van a colocar conos en el acceso desde la calle Caridad) a las horas de entrada y salida para evitar aglomeraciones. En la mañana del miércoles, dos agentes de la Policía Local se acercaron a este centro para supervisar el inicio de la jornada.

Según explica Silvia Curto, coordinadora del protocolo COVID en el edificio de la Avenida Conde de Foxá, “todos los alumnos han entrado con puntualidad y no se han hecho aglomeraciones”, pese a que ese proceso de entrada –también escalonado por grupos- es un poco más ‘lento’ al tomarles la temperatura y echarles gel. Una vez en el patio, los alumnos se fueron colocando por grupos guardando la distancia de seguridad antes de subir a sus clases.

Posteriormente, en el recreo, “se han portado genial, usando mascarilla y respetando la distancia”. Como indicamos en la jornada del martes, en este centro es obligatorio el uso de la mascarilla en todos los niveles, incluido en Infantil, teniendo la duda de cómo iba a ser la experiencia para los más pequeños, los alumnos de 3 años. Finalmente, han sido “un ejemplo para todos”, teniendo la mascarilla puesta toda la mañana sin problemas.

También reabre la Escuela Infantil

Junto a los colegios, ha reabierto sus puertas la Escuela Infantil José Manuel Hidalgo, de momento con pocos alumnos, 28 (cuando tuvieron que cerrar las puertas en marzo tenían el número más alto de alumnos de su historia, rozando el lleno), esperando que poco a poco las familias se vayan animando a llevar a sus pequeños una vez vayan viendo que todo funciona con normalidad y seguridad.

En palabras de la directora de la Escuela, Mar Manzano, están “muy contentas”, ya que la primera mañana ha ido “bastante mejor de lo que esperábamos; pensábamos que iba a ser más complicado, ya que los padres no pueden entrar al centro, y los alumnos deben entrar directamente a las aulas”, pero todo había ido “muy bien”, “porque los niños ya están acostumbrados a las rutinas sanitarias, de lavarse las manos, etc.”.

Mar Manzano explica que no hubo ni el más mínimo problema con los ‘veteranos’ de la Escuela que ya estuvieron el año pasado, mientras que entre los ‘nuevos’ hubo los problemas ‘habituales’ al tener que separarse por primera vez en muchos casos de sus progenitores. Hay que recordar que en la Escuela Infantil las aulas, con un máximo de 10 alumnos cada una, van a funcionar como ‘aulas burbuja’, no teniendo contacto unas con otras, siendo su tutora la única que está con ellos. En este sentido, Mar Manzano expone que “donde más seguros están los niños es en los centros educativos, porque las medidas se están extremando”.

Hay que recordar que la matrícula de la Escuela Infantil José Manuel Hidalgo continuará abierta durante todo el curso, pudiéndose las familias solicitar las bonificaciones del Ayuntamiento hasta el 18 de septiembre. Aquellos que requieran más información, pueden ponerse en contacto con la Escuela (si quieren acudir presencialmente, deben solicitar cita previa, ya que no puede entrar nadie sin la misma).

Ver más imágenes: