Lunes, 28 de septiembre de 2020
Ciudad Rodrigo al día

Malestar de los integrantes de la Asociación de Mayores de La Alamedilla con su Ayuntamiento

Denuncian que no les están dejando desarrollar su actividad habitual, como instalar terrazas u ofrecer el servicio de peluquería

Entrada a la localidad | Foto: Rodelar

La Asociación de Mayores ‘Santiago’ de la localidad de La Alamedilla ha querido dejar constancia pública, a través de un comunicado de prensa, de su malestar con el Ayuntamiento del municipio, por los inconvenientes que les están poniendo para el desarrollo normal de su actividad, pese a que han intentado ser “autosuficientes” y así “no ser una ‘carga’ para nadie”.

Según relatan en este comunicado, el pasado 19 de mayo el presidente de la entidad, José Antonio Hernández, recibió un escrito del alcalde comunicándoles que la Asociación sólo podría atender a sus socios dentro del local cedido por el Ayuntamiento, “no pudiendo colocar toldos ni sombrillas en la calle”. En una reunión de tres integrantes de la Directiva con el alcalde y el secretario se les específico que esa prohibición se limitaría al estado de alarma, pero “al día siguiente el alcalde me dice que no nos dará permiso ‘ni ahora ni nunca’”, según expone José Antonio Hernández.

Por otra parte, tras conocer el acuerdo verbal de la Federación Provincial de Asociaciones de Jubilados y Pensionistas de Salamanca con la Junta de Castilla y León para que se vuelva a prestar el servicio de peluquería en las asociaciones de Salamanca, lo han intentado reactivar, pero el Ayuntamiento se lo ha prohibido, alegando que “no lo tenemos adaptado para acceso a minusválidos”, cuando curiosamente es “el mismo local desde hace muchos años”, y antes de la pandemia  no había habido problema. Al no poder prestar este servicio de peluquería, “muchos mayores del municipio” se han quedado sin el mismo.

 

La Asociación de Mayores reflexiona en el comunicado que esperaban que, “después de estos meses tan duros que hemos pasado”, el Ayuntamiento apoyase a los mayores “en todo lo posible” pero “ha hecho todo lo contrario”. Desde su punto de vista, con la actitud mostrada por el Consistorio “lo único que se pretende es ‘ahogar’ tanto a esta Directiva como a los socios que representamos”.

La Directiva de la Asociación señala que está buscando “una solución” a todos estos problemas que “no teníamos antes de sufrir esta pandemia”. De momento, los mayores de la localidad les están apoyando: el pasado fin de semana la Asociación abrió un par de horas para inscripción de socios, apuntándose 83 personas, 25 de ellas nuevas (algunos se están apuntando como apoyo al proyecto ante los obstáculos que les está poniendo el Ayuntamiento). El próximo domingo 9 abrirán de nuevo de 19.00 a 21.00 horas para seguir registrando socios.

Hay que apuntar que la Asociación ha decidido establecer una cuota simbólica de 5€ anuales para poder seguir funcionando y “tener un sitio donde poder disfrutar del tiempo de ocio”. De momento la Directiva se ha visto obligada a suspender la tradicional comida de socios (ya que no se podía cumplir el distanciamiento social), estando a la espera de poder celebrar una asamblea general de socios y colaboradores para explicar la situación en la que se encuentran “y entre todos tomar la decisión más adecuada para los intereses de nuestros mayores”.