Miércoles, 30 de septiembre de 2020

La línea regular del Duero, ahora con vagones ‘vintage’, pero al mismo precio

El antiguo ‘MiraDouro’ es ahora el tren diario del servicio regular, con precios desde 6,85 euros

El Tren del Duero es acompañado por el río durante la mayor parte de su trayecto

Desde el 12 de julio los ocho trayectos diarios (cuatro en cada sentido) del tren interregional entre Oporto y Pocinho son realizados en vagones vintage, que permiten obtener una vista panorámica de los paisajes del Duero que atraviesan, ya que se caracterizan por sus amplios ventanales, que además se pueden bajar.

Los vagones de los años 40 de la marca Schindler ya habían sido utilizados en anteriores veranos en esta línea, formaban parte, además, de la composición del MiraDouro, un tren con fines eminentemente turísticos. Ahora, la compañía gestora de los ferrocarriles portugueses, Comboios de Portugal (CP), ha querido que sean aprovechados para la línea regular de viajeros, que podrán disfrutar tanto los clientes habituales como los visitantes ocasionales y los aficionados a los trenes. 

La compañía dispone de varios vagones Schindler fabricados en Suiza en los años 40, que estuvieron operativos en Portugal desde su adquisición en esa década hasta finales de los años 70. Desde el pasado mes de enero están siendo reparados en los talleres de CP, con un coste aproximado de 100.000 euros y 1.900 horas de trabajo por vagón, estando ya operativas ocho unidades, que a finales de año la compañía espera sean 19.

Parece que han llegado a la línea del Duero para quedarse, más allá de su uso estacional, pues es evidente el potencial turístico que estos vagones retro de aire clásico tienen, en sintonía con la región. Una de las apuestas de CP al respecto de esta línea es su aprovechamiento turístico, en una región tan visitada como es el Duero Vinatero Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Su sistema de calefacción también ha sido renovado con componentes electrónicos comprados en Alemania, según refirió el vicepresidente de CP, Pedro Moreira, en un seminario sobre la vía del Duero celebrado el pasado mes de julio, lo que parece indicar que se mantendrán en el Duero una vez termine el verano.

“No hay en Portugal unos vagones tan agradables para viajar como estos”, afirmó Pedro Moreira sobre los célebres vagones Schindler. Anteriormente, este servicio se prestaba con vagones alquilados a Renfe, que “no son muy confortables y no permiten abrir la ventana”, dijo Moreira. “Los vagones Schindler son los que mejor se adaptan a la belleza que el Duero tiene”.

Disponiendo de este material en propiedad, cuya buena acogida ya había sido comprobada en ocasiones anteriores, y una vez evidenciada la apuesta de la empresa por reforzar la oferta de esta línea, convertida ya en destino turístico ferroviario, se ha decidido recurrir a ellos para el servicio habitual.

“En países ricos, con sistemas ferroviarios de referencia, como es el caso de Suiza, todavía utilizan los Schindler y no se plantean retirarlos del servicio”, trasmitió al respecto el vicepresidente de CP.

Estos vagones de atractivo diseño antes fueron la principal seña de identidad del tren turístico MiraDouro, desaparecido en 2019. Puede decirse que, a partir de ahora, el MiraDouro será diario y regular.

Estos conocidos vagones se caracterizan por su amplitud interior y la comodidad de sus asientos, pero la mejor ventaja para el viajero es, sin duda, la posibilidad de bajar la ventanilla y disfrutar aún con más viveza de las sensaciones que ofrece un paseo por el curso del Duero. El río ibérico acompaña la mayor parte de los 170 km de vía férrea que separan Oporto de Pocinho, realizados en unas tres horas y veinte minutos de viaje.

Los precios son los habituales del servicio, existiendo una opción que permite viajar por 6,85 euros en el trayecto Peso da Régua-Pocinho (Vila Nova de Foz Côa). El viaje ida y vuelta en este tramo tiene un coste de 13,50 euros.

El trayecto completo Oporto-Régua-Pocinho cuesta 13,55 euros y 24,40 el trayecto de ida y vuelta. El convoy tiene parada también en Pinhão y Tua, dos estaciones emblemáticas de la región norteña.

Con motivo de la pandemia de COVID-19 el aforo actualmente está limitado a dos tercios de su capacidad máxima. 

Denominada “princesa del Duero”, Peso da Régua está situada en mitad del Douro portugués y es la mayor localidad de esta comarca vitivinícola, con unos 10.000 habitantes. Constituye un nudo de comunicaciones, principalmente en las vertientes fluvial y ferroviaria. Es punto de partida o destino de muchos cruceros realizados por el río, a veces en paseos combinados con el Tren del Duero.

La ciudad vinatera acoge durante todo el año turistas nacionales y foráneos atraídos por su historia ligada al vino y la viña, particularmente al vino de Oporto. El Museu do Douro, en el paseo fluvial, y la Casa do Douro, en la calle trasera, -ambos cercanos a la estación de trenes-, son espacios que satisfarán la curiosidad del viajero deseoso de saber más sobre la producción de vino en el Douro, la más antigua región con denominación de origen del mundo (desde 1756).

Algunas reglas anti-COVID-19 de Comboios de Portugal (CP):

  • Si se siente enfermo, no viaje.
  • Compre el billete por los canales digitales.
  • Lávese o desinféctese las manos antes del viaje.
  • Es obligatorio el uso de mascarilla para pasajeros de edad igual o superior a 10 años.
  • Practique la etiqueta respiratoria.
  • Mantenga distancia física con otros pasajeros.
  • Lávese o desinféctese las manos después del viaje.

Limpieza reforzada de trenes:

Según Comboios de Portugal (CP), “fue realizada una profunda higienización y desinfección de los trenes, que incluye la pulverización con un producto adicional efectivo durante un mes. Los trenes son desinfectados con pulverizadores eléctricos que contienen un producto viricida de acción prolongada recomendado por la Dirección General de Salud de Portugal. Además, todos los trenes son desinfectados antes de comenzar el servicio”.

Esta limpieza reforzada se aplica a todos los espacios y superficies comunes, como asientos, barandillas, cristales, aseos, mesas o puertas, así como a las cabinas de maquinistas.

Más información, aquí.

  • El Tren del Duero surcando paisajes del Douro Superior
  • Los reconocibles vagones Schindler de la línea del Duero