Viernes, 7 de agosto de 2020

“Salamanca, raíz de piedra y letras”, del colombiano Juan Mares

El poeta Juan Mares leyendo sus versos en el Teatro Liceo de Salamanca (Foto de José Amador Martín)

 

Partamos aclarando que tengo especial afecto a Juan Mares. También, bromeando, digo por aquende y allende que lo ‘descubrí’, a la manera de Colón: Ya habían nativos cuando llegó al Nuevo Mundo; ya había Poesía cuando leí y ‘descubrí’ a Juan Mares. Pero no conocía su obra, lo cual no es ningún demérito, pues tampoco era de acceso fácil para la mayoría de sus paisanos. Y es que Juan estaba muy apartado en Apartadó, la región bananera de Colombia. Pero sus libros me llegaron por su hermana Bernarda, residente en Salamanca, empecinada en que leyera su obra y buscó auxilio en Jacqueline, mi musa y compañera. Lo hice por deferencia, sin muchas expectativas, algo muy propio del ignaro. De inmediato, tras la lectura, rectifiqué. Quise tener otra opinión, la cual vino de Carmen Ruiz Barrionuevo: “Buen ‘descubrimiento’ el tuyo, Alfredo”. Y así, como sin querer queriendo, y haciendo gala de una proverbial humildad, inherente al que sabe que puede, Mares ya ha estado invitado tres veces a los Encuentros de Poetas Iberoamericanos que se celebran en nuestra ciudad, una ciudad que ha entrañado junto a sus personajes históricos más relevantes, a los cuales ha rendido exquisitos homenajes (A.P.A.).

 

 

Juan Mares y Pilar Fernández Labrador, en la Sala de la Palabra (foto de Jacqueline Alencar)

 

SALAMANCA, RAÍZ DE PIEDRA Y LETRAS

 

A Alfredo Pérez Alencart

 

Salamanca pétrea, fortín de la palabra,

piedra a piedra cada torre se levanta

allí donde el Tormes es recuerdo en aguas

bajo el romano puente a pisar de piedra franca,

eocenas areniscas donde las palabras cantan

en cada muro un recuerdo desde tu Universidad emblema:

Ya Unamuno, ya Antonio Martínez de Nebrija, 

ya Cervantes, ya el anónimo Lazarillo de peripecia y treta;

ya tu huerto recordando a Melibea liberada

para el amor supremo hasta el sacrificio en nardos;

ya Colón merodeando a Isabel, la reina,

para ese proyecto de orbe y confirmar lo cierto:

que el mundo gira, es redondo y torpe el hombre.

 

Salamanca, raíz de piedra y letras,

camino y estación de poetas soñadores,

como quien moró en la calle Moros

y quizás allí el ADN del Quijote.

Cómo no evocar la Cueva de misterios:

de dónde el espejo para la de Montesinos,

de dónde el nutrido numen para la fantasía,

para buscar o soñar la libertad y la justicia.

 

Sobra cada piedra erigiendo torre a torre,

apuntando cada instante al infinito.

 

Juan Mares y Carmen Ruiz Barrionuevo (foto de Jacqueline Alencar)

 

Juan Mares (Guatapé, Antioquia, 1951. Seudónimo de Juan Carmelo Martínez Restrepo), licenciado en Español y Literatura por la Universidad de Antioquia. Desde 1968 vive en Apartadó, donde fue profesor y director de la Casa de la Cultura. También ha sido profesor de cátedra en la Universidad de Antioquía (Sede Urabá). Entre sus libros publicados están: Poteas y pirontes (1987); Voy a ver pantalla chica (1989); El árbol de la centuria (la ed. 1996, 2a ed. 2004, 3a ed. 2011, 4ª ed. 2016) y Ritmos del equilibrista (2011). Es coautor de Entre la savia y la sangre, recopilación poética de Apartadó (1996), Kalugrafías del instante (2009), Hojas de caladio (2013) y ‘Memoria Lítica’ (Centro de Estudios Ibéricos y Americanos de Salamanca – CEIAS, 2019). Ha participado en diversos encuentros literarios, como la Feria Internacional del Libro (Bogotá), el III Festival de Poesía Salvador Díaz Mirón (México, 2013), el Festival Internacional de Poesía de Medellín, Corporación Prometeo (2015) o el XVII, XIX y XXI Encuentro de Poetas Iberoamericanos (Salamanca, 2014, 2016 y 2018). Su poesía está incluida en cinco antologías iberoamericanas y nueve colombianas.

 

Juan Mares y Alfredo Pérez Alencart.  Atrás el colombiano Hernando Cabarcas y la rumana Carmen Bulzan, en el Colegio Fonseca de la Usal (foto de Jacqueline Alencar)

 

DESCARGA LIBRE DE ‘MEMORIA LÍTICA’

 

‘Memoria Lítica’, tiene prólogo de la prestigiosa crítica y académica Carmen Ruiz Barrionuevo, quien sentó cátedra –sobre Literatura Hispanoamericana– en la Universidad de Salamanca.

 

http://www.crearensalamanca.com/wp-content/uploads/2019/01/Memoria-L%C3%ADtica-Ebook.pdf

José Amador Martín, A. P. Alencart y Juan Mares (foto de Jacqueline Alencar)