Domingo, 9 de agosto de 2020
Ciudad Rodrigo al día

El Concurso de Acoso y Derribo sí se celebrará realizando un “esfuerzo grande”

Aunque con menos participantes que el año pasado, el Concurso se celebrará el primer fin de semana de agosto en Casasola

El coronavirus, y más específicamente las medidas de restricción social a las que obliga, se han llevado por delante la práctica totalidad de la programación veraniega habitual de Ciudad Rodrigo, como el Martes Chico, el Martes Mayor o los grandes conciertos. Sin embargo, hay un evento que ha sobrevivido: el emblemático Concurso Intercomunitario de Acoso y Derribo, cuya 37ª edición se desarrollará el fin de semana del 1 y 2 de agosto en el Centro Ecuestre Casasola.

Según expresó el responsable del propio Centro Ecuestre, Juan Luis Montero ‘Perita’, durante el acto de presentación desarrollado en la mañana del viernes, el Concurso, con sus 37 ediciones, “es uno de los eventos más antiguos”, por lo que se ha realizado un “esfuerzo grande” para continuar con el mismo pese a la “dificultad para organizar cosas”, considerando que “sacarlo adelante será bueno para Ciudad Rodrigo”.

En este sentido, agradeció la contribución del Ayuntamiento, que se ha reforzado este año tras no haber solicitado colaboración a la hostelería mirobrigense como era habitual por la situación que están pasando. En palabras del concejal de Festejos, Víctor Gómez, “aunque este año es diferente, no queremos dejar de colaborar”.

La principal incidencia que va a tener el coronavirus en el Concurso, además de las medidas obligatorias de la mascarilla o la distancia social, está en la participación, que va a ser claramente inferior al año pasado -cuando se alcanzó el récord de 50 colleras-, pero que aún así se mantiene muy alta, con 35. En palabras de Juan Luis Montero, “juntar 35 colleras es una barbaridad con todas las dificultades que tiene moverse este año”. Para el delegado de Ferias Ganaderas del Ayuntamiento, Ramón Sastre, es “un gran éxito” tener el Concurso este año, y más con tantas colleras: “antes de empezar ya es un éxito”.

Durante la presentación, Juan Luis Montero hizo un repaso a la práctica totalidad de los participantes, entre los que se encuentran los campeones del año pasado, los diestros Pedro Gutiérrez ‘El Capea’ y Julián López ‘El Juli’, de quién Perita resaltó que, aunque los toreros están trabajando poco este año, “ya tenía la fecha reservada” de forma previa para acudir al Concurso de Ciudad Rodrigo. Otro diestro en liza en el corredero de Casasola será Daniel Luque.

En la nómina de participantes se encuentran varios campeones de España, como Benito Carrasco (que debuta en Casasola), Fernando Castaño o Alfonso Carlos Fernández. Otros nombres destacados son los de Darío Mesón Martín, campeón de Castilla y León 2019, o Pablo Arroyo, que se proclamó el pasado fin de semana subcampeón regional.

Asimismo estarán Alberto González, Miguel Higueros y su hijo Alberto, Alfonso Cáceres, Alberto Mulas e Ignacio Mulas, Juan Rivas, Borja Holgado, Juan Antonio de Andrea, Antonio González, Alberto Corres, Antonio Gómez Núñez y Antonio Gómez Puerto, Javier González Barquero, David Cosano, Juan Pedro Galán, Nicolás José Maestro, Eugenio Cubino, José Luis Perera, Fernando Cuceiro, Joao Busto Moura, Javier Ezquerro, Manuel Carrera Butrón o Manuel Santiago Mateos.

La pandemia también obliga a modificar la estructura del Concurso. Si el año pasado todos los participantes disputaron las dos jornadas de competición, este año sólo pasarán a la 2ª jornada la mitad más uno de los participantes, es decir, los 18 primeros clasificados del sábado, en el cual la jornada empezará por la tarde, a las 16.00 horas, al ser menos los contendientes (el año pasado fue necesario arrancar por la mañana). Mientras, la jornada dominical comenzará a las 11.00 horas.

Como es habitual, cada día se correrán vacas bravas y mansas. Las primeras pertenecerán a las ganaderías de Alberto Orive y Javier Clemares, y las mansas a las ganaderías de Argentina Ramos y Manolo Pérez Tabernero. En cada jornada habrá un pequeño descanso (para preparar al ganado) entre las rondas de vacas bravas y mansas. Tanto el sábado como el domingo se podrá comer en la cafetería del corredero, donde se podrá seguir la retransmisión por televisión del Concurso.