Jueves, 13 de agosto de 2020

Tres de cada diez donantes de sangre en Salamanca tiene menos de 30 años 

El número de donaciones de sangre por 1.000 habitantes en Salamanca es de 39,3, ligeramente inferior a la media de Castilla y León (41,3) y a la cifra recomendada como óptima por la OMS (40)

Donante en el autobús del Centro de Hemoterapia y Hemodonación, en Salamanca

Más de tres de cada diez donantes de sangre en Salamanca tiene entre 18 y 29 años, en concreto el 31% del total de donantes durante 2019, siendo la franja de edad que suma el mayor número de donantes, seguida del tramo de edad entre los 30 y los 44 años (27,1% del total). El número total de donantes de sangre en Salamanca durante el año 2019 fue de 8.761, según los datos del informe sobre ‘Actividad en hemoterapia y hemodonación’ publicado por la Consejería de Sanidad, y las donaciones realizadas (incluidas las donaciones de sangre total alogénica, aféresis de plaquetas y de plasma) 13.731, con un índice de repetición (número medio de veces que un mismo donante de sangre dona a lo largo del año) de 1,57 veces. 

La distribución de los donantes de sangre según sexo muestra que de 18 a 29 años, el porcentaje de mujeres (55,5%) es mayor al de hombres (44,5%), mientras que en los otros grupos el porcentaje de hombres supera al de mujeres. 

El informe también refleja que el número de donaciones de sangre por 1.000 habitantes en Salamanca es de 39,3, ligeramente inferior a la media de Castilla y León (41,3) y a la cifra recomendada como óptima por la OMS (40). 

En Castilla y León, el total de donantes de sangre ascendió a 63.990, y el total de donaciones realizadas a 105.689 donaciones de sangre, con un índice de repetición de 1,65 veces.

Donación de sangre

La donación de sangre, o hemodonación, en España es un acto altruista, voluntario, universal y gratuito. Es un proceso sencillo que dura aproximadamente 15 minutos.

Los requisitos básicos para ser donante de sangre son tener una edad mínima de 18 años, pesar más de 50 kilos y gozar, en general, de buena salud.

Además de los análisis que se realizan, la sangre se somete a un proceso de separación o fraccionamiento en tres componentes principales, que tienen unas características concretas y servirán para tratar un tipo de enfermedad distinto. Así pues, se separan los glóbulos rojos, las plaquetas y el plasma.

  • Autobús del Centro de Hemoterapia y Hemodonación, en Salamanca