Domingo, 9 de agosto de 2020
Béjar al día

Entrevista a Alejandro Romero por su destitución como capataz en el Ayuntamiento de Béjar

Una destitución que el que fue concejal de Obras y Urbanismo ha puesto en manos del sindicato Comisiones Obreras y que anuncia que peleará hasta sus últimas consecuencias

Alejandro Romero, capataz de Obras del Ayuntamiento de Béjar y exconcejal del Partido Popular

El portavoz Popular de Béjar, Alejo Riñones, compareció ante los medios el pasado jueves para hacer pública su indignación por la decisión de la Alcaldesa de sacar a concurso público una plaza para sustituir al aparejador del Ayuntamiento, que causa baja por jubilación, y a la vez para que esa misma persona haga las funciones de capataz, relegando de ese puesto al que fue concejal de Obras y Urbanismo durante las dos últimas legislaturas del PP, Alejandro Romero.

Los motivos aducidos por la Alcaldesa han ido variando, en un principio esgrimió como justificación la falta de confianza y en algunos medios de comunicación ya ha manifestado que se trata de una reorganización del departamento.

Alejandro Romero, concejal de Obras y Urbanismo en el Ayuntamiento de Béjar durante ocho años y actualmente alcalde pedáneo de Valdesangil, ha concedido a Béjar al Día la siguiente entrevista, en la que comenta el presunto acoso al que se ve sometido por la alcaldesa de Béjar, Elena Martín.

  • ¿Cómo llegó usted a concejal de Obras y Urbanismo del Ayuntamiento de Béjar, una de las concejalías con más peso en la institución?.

Entré en el Ayuntamiento hace 38 años, en el departamento de obras,  comencé desde abajo, limpiando aseos y haciendo las tareas que a nadie le gustaba hacer; con los años fui ascendiendo y ganándome el respeto de mis compañeros y de mis superiores hasta llegar a capataz, puesto que ocupo desde hace 25 años, en el que sustituí a mi padre cuando se jubiló.

Hace ya nueve años, Alejo Riñones, que conocía mi gran experiencia en el área, me pidió que fuera en las listas del PP a las elecciones municipales para dirigir, en caso de salir elegidos, la concejalía de Obras y Urbanismo, en la que había trabajado hasta entonces. Acepté el reto y agradecí su confianza, porque para mí supuso un reconocimiento a mi trabajo y a mi experiencia, sobre todo cuando yo ni siquiera era afiliado del Partido Popular.

Cuando el PP perdió la mayoría absoluta en las últimas elecciones municipales y la alcaldía pasó al Partido Socialista con el apoyo de Ciudadanos y de Tú Aportas, yo renuncié a mi acta de concejal y volví a mi puesto de capataz de obras.

  • ¿Cómo han surgido las desavenencias con la actual alcaldesa de Béjar Elena Martín?

Pues la verdad es que lo desconozco, desde el principio ha habido tiranteces, pese a que yo desde el primer momento me puse a su disposición para ayudarla en todo lo que pudiera, máxime cuando yo soy alcalde como ella, aunque sea de una pedanía; pero me tuvo desde el principio en el punto de mira, como también les ha pasado ya a otros trabajadores.

El pasado lunes se dirigió a mí para decirme que había una pérdida de confianza en mi persona y que iba a sacar la plaza del aparejador que se jubilaba, para que la misma persona hiciera también las labores de capataz, por lo que me relegaba a la condición de oficial de obras, seguidamente entró en las comisiones informativas e informó de ello al resto de grupos políticos de la corporación municipal.

  • ¿Es usted la única persona que se encuentra en esta situación en el Ayuntamiento, ocupando una plaza por Decreto de Alcaldía?

No, somos bastantes más, creo que somos unas 20 personas las que ocupamos plazas que no tenemos en propiedad y eso es lo que me duele, que al único que se le quita  la plaza es a mí, por eso creo que estoy sufriendo un acoso laboral y político, que además considero que no me merezco después de toda una vida dedicado a trabajar por la ciudad y cuando ya me quedan sólo ocho años para jubilarme.

“Me dijo que diera gracias a que era funcionario porque si fuera personal laboral me despediría al día siguiente”

Es verdad lo que dice la Alcaldesa, que desde hace 25 años trabajo como capataz por un Decreto de Alcaldía en el que se decía que yo cubriría la plaza hasta que ésta fuera asignada en propiedad, pero así están otros muchos y Elena Martín sólo saca a concurso la mía, después de haber estado persiguiéndome y haciéndome la vida imposible desde que asumió el  cargo de Alcaldesa y se autonombró concejala de Obras y Urbanismo, sin tener ni idea de cómo gestionar una de las concejalías más importantes de un ayuntamiento.

Además esto no se queda ahí, sino que encima trata de amenazarme diciéndome que va a hacer una auditoría de todas las obras que yo he hecho durante los ocho años al frente de Obras y Urbanismo, porque es imposible que se hayan hecho tantas, cuando ella lleva un año y no ha podido hacer nada. Me parecen indignantes estas palabras que solo demuestran su incapacidad y la gran labor que hizo el PP. No tengo ningún inconveniente en que revise uno por uno todos y cada uno de los expedientes de obras, seguramente así empleará su tiempo en algo, lo que sí le digo es que todos los proyectos y obras que se hicieron mientras yo era concejal se han hecho siguiendo estrictamente la legalidad, ahora que si busca, seguramente algún error burocrático o administrativo encontrará, porque entre la gran cantidad de obras que se hicieron en los ocho años del Gobierno del PP, algunas de mucho dinero conseguido en otras administraciones, que nos mantuvieron sin dormir a Alcalde y a mí en muchas ocasiones; seguro que algún fallo encuentra, porque yo no me considero una persona perfecta.

Yo le digo a la Alcaldesa que un Ayuntamiento da muchos problemas, no sólo un sueldo, y que no se remonte a los proyectos que yo hice cuando era concejal, que ella tiene los mismos técnicos que tenía yo. En su momento yo tomé mis propias decisiones y ahora le toca a ella, creo que no sabe cómo hacerlo porque le viene grande, mientras que a mí me ayudaba una experiencia de 38 años.

  • ¿Va usted a emprender acciones legales contra esta decisión de la Alcaldesa?

Por supuesto que sí, ya lo he hablado con Comisiones Obreras y mañana lunes el comité de personal va a hablar con el Jefe de Personal del Ayuntamiento, porque me han dicho que para hacer cualquier modificación de un puesto de trabajo hay que comunicarlo a la Junta de Personal, justificando el cambio que se pretende hacer.

Voy a llevar esto hasta las últimas consecuencias, me siento en la obligación, por mí y por otros compañeros que están sufriendo situaciones parecidas, de lo que yo considero que es un abuso de poder. Además me siento respaldado por mucha gente y altos cargos del Partido Popular que me han llamado para darme ánimos y por Alejo Riñones, con quien trabajé codo a codo, formando un buen equipo cuando yo era concejal y a quien agradezco su respaldo.

  • ¿Cómo se siente con esta situación que le ha sobrevenido?

Estoy tranquilo porque yo no le he hecho ningún daño ni a la Alcaldesa ni a la ciudad, lo que lamento es que después de una dilatada vida profesional se haya creado esta situación ajena a mi persona, solo por rencillas políticas de una persona poco segura en el cargo que desempeña. Creo que Elena Martín no se comporta como una alcaldesa que debería ser la representante de todos los bejaranos, no sólo de los que la han votado.

  • ¿Qué le diría usted a la Alcaldesa de Béjar?

Otra de las cosas que ella me dijo es que diera gracias a que soy funcionario, porque si fuera personal laboral me despediría al día siguiente. Le diría que esas no son formas de tratar a nadie, que yo he sido concejal igual que ella y con los mismos derechos que ella para serlo; además en la actualidad soy alcalde pedáneo, he tenido muchas personas a mi cargo a lo largo de toda mi vida y jamás  se me hubiera pasado por la cabeza tratar a alguien con el desprecio con el que ella me ha tratado a mi. Este comportamiento con sus subordinados no lo ha tenido ningún alcalde de los que han pasado por Béjar durante la democracia. Está creando rencillas entre los trabajadores, dándoles gratificaciones a unos sí y a otros no, sin ningún criterio, jamás he preguntado yo a un trabajador de qué partido era para ayudarle cuando ha estado en mi mano.

Creo que la Alcaldesa es como un personaje salido de tiempos ya pasados en los que todo el poder se concentraba en una sola persona, y pienso que ese comportamiento viene de los recelos que le causa todo lo que le parezca que procede del Partido Popular, desconfiando continuamente, y  a una persona que ostenta el poder de esa manera no le pueden salir bien las cosas.

Otra cosa que le diría es que soy el único trabajador del departamento de obras con una antigüedad de 38 años de experiencia, que además ha pasado por todos los escalafones y por tanto, la persona que más conoce la situación urbanística y de las obras de la ciudad, va a tener dificultades para encontrar a alguien como yo.

También soy consciente de que algunos no me perdonan que después de haber sido un obrero, haya llegado a ser concejal y hayan tenido que estar bajo mi dirección, creo que eso también puede haber influido en esta decisión de la Alcaldesa, pero la Sra. Martín no se está dando cuenta de que todo pasa en esta vida, ella saldrá de este Ayuntamiento y yo me quedaré porque soy funcionario, y tampoco se está dando cuenta de que de lo que se siembra se recoge.