Lunes, 6 de julio de 2020
Ciudad Rodrigo al día

La Feria de Teatro se reinventa, con menos compañías y escenarios, y sin pasacalles, para poder celebrarse

Se mantiene el Divierteatro, que tendrá aforo limitado al igual que todos los espectáculos de la programación

El Monasterio de Nuestra Señora de Prado de Valladolid, sede de la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, acogió en la mañana del lunes el acto de presentación de la 23ª Feria de Teatro de Castilla y León que se celebrará en Ciudad Rodrigo entre el 25 y el 29 de agosto, de una forma bastante diferente a lo habitual debido a las restricciones sanitarias a las que obliga la pandemia del coronavirus. Al acto asistieron el consejero de Cultura de la Junta, Javier Ortega Álvarez; el director general de Políticas Culturales, José Ramón González; el presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias; el alcalde de Miróbriga, Marcos Iglesias; y el director de la Feria, Manuel Jesús González.

Según se explicó en ese acto, la Feria ha tenido que “reinventarse” para poder celebrarse, contando para ello en su 23ª edición con menos compañías (y todas de España salvo 1 portuguesa), menos espacios escénicos (con un importante protagonismo para los espectáculos al aire libre, pero sin pasacalles), y limitación de aforos (que se explicarán próximamente), lo que se compensará con más pases de algunas propuestas. Asimismo, se realizarán actividades de forma online, incluido un espectáculo del mago Miguel de Lucas a través de la plataforma Zoom.

Las compañías y obras seleccionadas

La Feria de Teatro de Castilla y León 2020 contará con un total de 33 compañías (seleccionadas de entre 834 propuestas, 111 extranjeras), lo que supone 13 menos que por ejemplo el año pasado; pero por el contrario habrá un número similar de representaciones, ya que habrá más de un pase de bastantes obras, para facilitar la asistencia de público en condiciones de seguridad. Aunque no se ha precisado todavía, está previsto que haya “más de medio centenar de representaciones”, cuando por ejemplo el año pasado hubo 57 en total.

La compañía encargada de abrir la Feria 2020 será una clásica del evento, Nao d’Amores, que ofrecerá el 25 de agosto Nise, la tragedia de Inés de Castro, una propuesta producida en colaboración con el Teatro de la Abadía. Nao d’Amores es una de las 16 compañías de Castilla y León con las que se contará, 3 de las cuales nunca han estado con anterioridad en la cita mirobrigense. Se trata de Teatro de Poniente (que presentará ¿Hacia dónde vuelan las moscas?), Líbera Teatro (con ¿Qué pacha, mama?) y Álvaro Caboalles (con Carbón.Negro). Además, regresa con diferente formato un clásico, Teloncillo Teatro, que propone La cocina.

Entre las otras 11 propuestas de la región hay hasta 6 estrenos absolutos. Se trata de Cabezas de cartel, de Perigallo Teatro; La leyenda de Sally Jones, de Baychimo Teatro; Blancanieves, de La Chana Teatro; Un día de cine, de Cirk About it; Amigo Félix, de Atópico Teatro; e Ingenii Machina, de Alauda Teatro. Las propuestas de la región se completan con La chica que soñaba, de The Cross Border Project; Bernarda Alba sugar free, de Guetto 13-26; Gruyere, de Los Absurdos Teatro; Bricomanzanas, de Teatro La Sonrisa; y Senda sobre ruedas, de Imaginart Teatro Videomapping.

Fuera de Castilla y León, hay propuestas de otras 9 comunidades autónomas de España, entre las que se encuentran otros 6 estrenos absolutos. En este apartado destaca Extremadura, ya que sus 3 propuestas son novedades: El carro de los cómicos de la legua, de De Amarillo Producciones; Comedia en negro, de Suripanta Teatro; y Crash, un planeta emocionante, de Asaco Producciones.

Desde Andalucía llegarán 2 estrenos, Bric a Brac, de Locamotiva; y Órbita, de Zen del Sur; completándose la programación de esta Comunidad con El viento es salvaje, de Las Niñas de Cádiz; y Degenérate mucho, de Las XL. El último estreno absoluto es Save the temazo, de Colectiu Frenetic, llegado de la Comunidad Valenciana junto a La invasión de los bárbaros, de Arden Producciones; y Lázaro, de Leamok. Además, habrá un estreno en castellano: Mai Mai, de la compañía gallega Baobab.

La relación de espectáculos se completa con Amor médico, de la compañía madrileña Ensamble Bufo; Kimera, de la navarra La Banda Teatro-Circo; De paseo, de la cántabra Ruido Interno; Cita en el marco, de la asturiana Zig Zag Danza; ¡Qué pájara!, de la vasca Sarini Circo; y El relato de Alabad, de la portuguesa Este Estación Teatral. Éste último montaje (que se estrenará en castellano en Miróbriga) será la única propuesta de esta edición llegada de fuera de España, en virtud de un acuerdo de colaboración con la Feria Ibérica de Fundao, donde habrá en su próxima edición en otoño un espectáculo castellano-leonés.

Precisamente, en lo que a colaboraciones se refiere, a la habitual contribución de la Junta de Extremadura, se unen este año la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Gijón, lo que impulsará la participación de compañías de esos territorios en la Feria, de tal modo que estará representada toda la Vía de la Plata.

Según se explicó en la presentación, a la hora de elegir las obras y compañías se ha priorizado un año más la calidad, la variedad, la novedad, y el carácter multidisciplinar (con espectáculos de todo tipo), pero también la posibilidad que tienen las obras de encontrar nichos de mercado de forma inmediata, teniendo en cuenta las circunstancias sociosanitarias.

En este sentido, se incrementa la presencia de teatro documental, teatro foro, artes vivas y nuevas dramaturgias, en propuestas “más íntimas, de pequeño formato, vinculadas a los nuevos lenguajes escénicos y dirigidas a un aforo reducido”. Precisamente, el consejero de Cultura manifestó que la Feria 2020 “jugará un papel fundamental para favorecer el impulso de las artes escénicas de la Comunidad y el rediseño de los programas y redes de exhibición artística”.

Muchos menos espacios

Uno de los cambios más relevantes de la Feria 2020 es que se reduce de forma significativa el número de lugares que acogerán espectáculos, pasándose de los 15 habituales a apenas 6, 3 a cubierto y 3 al aire libre (más un 4º ocasional), en los cuales se garantizará la distancia entre espectadores, se habilitarán itinerarios diferenciados de entrada y salida, y habrá personal para facilitar la distribución del público. Asimismo, la mitad de los espectáculos serán a cielo abierto.

En lo que respecta a los espacios cerrados, se trata del Teatro Nuevo Fernando Arrabal, el Espacio Afecir (el Pabellón de la Avenida Conde de Foxá) y el Edificio Educativo Municipal (todos ellos amplios, con techos altos y buena ventilación). Mientras, al aire libre, habrá obras en el Patio de Los Sitios, los Jardines de Bolonia (con control de aforo) y el Patio Mayor del Seminario San Cayetano, que se recupera para la causa (acogió espectáculos en las primeras ediciones de la Feria). Además, como espacio al aire libre se usará de forma puntual, para la obra de Teloncillo, el Patio del Palacio Episcopal.

Respecto a lo que es habitual, no se usarán, por impedir cumplir las condiciones sanitarias, espacios emblemáticos como la Sala Esmark (el pabellón del IES Tierra de Ciudad Rodrigo), o la Plazuela de Herrasti, muy usada para citas a última hora de la mañana y de la tarde. De igual modo, al no poder controlarse el aforo, no habrá espectáculos itinerantes ni pasacalles. Como primeras cuestiones en materia de seguridad sanitaria ya dadas a conocer, en las obras infantiles habrá una disposición del aforo que permitirá a las familias sentarse juntas.

Lo que sí ‘sobrevive’ a esta readaptación de la Feria de Teatro es el emblemático Divierteatro, aunque también con un importante control de aforo y reducción del número de participantes. La Plazuela del Buen Alcalde seguirá siendo el epicentro de este programa, que tendrá como ejes los talleres, los juegos y las actuaciones.

Un parque se convertirá en un teatro al aire libre las 24 horas

Para compensar la reducción de espectáculos en vivo, se potenciará la programación en línea, con un espacio en la página web de la Feria denominado Feria Virtual donde se incluirán todas las actividades que podrán seguirse online. Asimismo, figurará un directorio con información de todos los montajes programados, y un catálogo de compañías de Castilla y León que permanecerá colgado en la web. De forma online, se podrá seguir asimismo el montaje Selfie del mago zamorano Miguel de Lucas, que utilizará para ello la plataforma Zoom.

Como otra novedad para paliar los efectos de la crisis, las compañías de Castilla y León que estrenarán sus montajes en Ciudad Rodrigo podrán realizar residencias técnicas en el Teatro Nuevo Fernando Arrabal para ensayar y pulir aspectos técnicos de sus trabajos en un espacio adecuado, tras no haber podido hacerlo con normalidad durante el confinamiento. Ese mismo Teatro acogerá, dirigido a los espectadores, una presentación de la programación y de las medidas a seguir para la ocupación de aforos.

Como otra iniciativa, la Feria impulsará una residencia creativa para crear 6 historias que propondrán diferentes recorridos al aire libre. El objetivo es diseñar un paseo sonoro, en el cual el público se guiará con códigos QR para acceder a un relato. Para ello, se transformará un parque en un gran teatro al aire libre abierto las 24 horas del día.

En total, junto a las 33 compañías que ofrecerán sus espectáculos en Ciudad Rodrigo, se contará con otras 10 compañías en actividades paralelas y complementarias (por ejemplo, en el Divierteatro), la mayoría de Castilla y León. Debido a las circunstancias, en lo que respecta a los profesionales que acudirán a la Feria, se dará prioridad a los compradores, para así facilitar la contratación de funciones.