Jueves, 1 de octubre de 2020
Ciudad Rodrigo al día

Comienza la construcción de un circuito para motos en el Polígono de Las Viñas

Será gestionado por el Club Miróbriga Pitmotard, con quién el Ayuntamiento va a firmar un convenio

La oferta de instalaciones deportivas de Ciudad Rodrigo se va a ampliar de forma inminente con la construcción de un circuito para motos, una larguísima aspiración de los aficionados moteros de la ciudad. Este nuevo circuito está ubicado en la calle Nuevo Milenio del Polígono Industrial de Las Viñas, en una parcela propiedad del Ayuntamiento que debe ser utilizada por su tipología para equipamientos deportivos, según se explicó en el acto de presentación desarrollado en la mañana del viernes en el mismo lugar.

Según recordaron el alcalde Marcos Iglesias y el concejal de Deportes Víctor Gómez, la construcción de este circuito (que ya ha comenzado, mediante el desbroce y el allanado del terreno) era una propuesta que llevaba el Partido Popular en su programa electoral, a partir de las conversaciones que habían mantenido en precampaña con el Club Miróbriga Pitmotard, que reivindicaba que no tenía una pista en la ciudad para poder entrenar.

Tras estudiar dónde se podía encajar, se apostó por la parcela donde se está empezando a construir, un terreno de casi 3.000 metros cuadrados que estaba sin utilizar y lleno de maleza. En palabras de Víctor Gómez, la propuesta le pareció “un buen sitio” al Club Miróbriga Pitmotard, entidad que será clave en su funcionamiento: tras cederles el Ayuntamiento el terreno, serán ellos quienes se encarguen de la gestión y el mantenimiento, quedando todo ello reflejado en la firma de un convenio de 4 años de duración con el Consistorio.

 

De forma inmediata, una vez se acabe de preparar el terreno, se podrá empezar a usar el circuito, que de momento será de tierra, quedando para el futuro su asfaltado. En palabras de Marcos Iglesias, ahora se va a configurar una “pista diáfana”, y aunque el proyecto no estará concluido hasta dentro de “un año, año y medio, o dos años”, se consigue “el primer objetivo, que era la cesión, para que tengan un lugar donde puedan practicar su deporte”, según indicó Víctor Gómez. Aunque su uso principal será para que rueden las motos, también se le podrán dar “otros usos”, apuntó Marcos Iglesias.

En la presentación de la mañana del viernes se explicó que el circuito podrá usarse cuando “no moleste” a la actividad habitual del Polígono Las Viñas, es decir, de lunes a viernes a partir de las 19.00 horas, los sábados por la tarde, y los domingos durante todo el día. Ángel Macarro, miembro de la directiva de Miróbriga Pitmotard, mostró su agradecimiento al Ayuntamiento por la cesión del terreno, “porque nos hacía falta” para poder entrenar, ya que hasta ahora tenían que desplazarse fuera “y nos supone un coste grande”.

Ángel Macarro resaltó que de este circuito no solo se van a beneficiar moteros locales, sino que “va a traer gente” de fuera. En este aspecto, Marcos Iglesias apuntó que pueden venir moteros de Portugal o del norte de Cáceres, incidiendo en que “tener una pista de motos va a hacer que se fomente el turismo deportivo”. Por otro lado, el alcalde resaltó que el circuito “va a poner en valor el Polígono de Las Viñas, dándole visibilidad”, una cuestión que reivindicaban los industriales del lugar, concluyendo que “todo irá en positivo” con esta nueva instalación.