Advertisement Advertisement
Domingo, 28 de febrero de 2021

Consejos para poner en marca tu e-commerce

La implementación de la estrategia digital no puede ser de golpe. Algo se ha tenido que hacer antes si se quiere tener algún resultado a corto plazo. En el caso de un bar o restaurante, ahora que hay tantos que a nivel local están con la persiana bajada, las redes son una buena forma de comunicar el servicio que se ofrecen en la web.

Entradas, viajes, ropa,…estos son algunos de los productos que se compraban online con relativa facilidad. Y hablamos en pasado porque la irrupción del coronavirus en nuestras vidas ha hecho que muchos negocios hayan tenido que digitalizarse a marchas forzadas.

No es tan fácil montar una tienda online de un día para otro cuando fuera hay una pandemia mundial y todo es relativo. Pero la actividad tiene que seguir e internet ofrece múltiples fórmulas de reinvención y una de ellas es la digitalizar los negocios. Utilizar plataformas como Oberlo y poder volcar todos los productos a nuestra tienda eCommerce de una manera sencilla ayuda mucho.

Muchas veces no se sabe por dónde empezar cuando se refiere a la digitalización. Además, no todos los negocios pueden hacerlo, ya que especialmente si es de producto se requiere una determinada red logística con lo que es un paso más que hay que resolver en unos tiempos en los que todo resulta más difícil.

En cualquier caso, hay que intentarlo. Empezar a digitalizar y ofrecer algo más. Un ejemplo podría ser que si eres una librería pequeña, podrás siempre organizar tertulias online sobre algún libro que elijan los lectores  a través de redes.

La implementación de la estrategia digital no puede ser de golpe. Algo se ha tenido que hacer antes si se quiere tener algún resultado a corto plazo. En el caso de un bar o restaurante, ahora que hay tantos que a nivel local están con la persiana bajada, las redes son una buena forma de comunicar el servicio que se ofrecen en la web.

En todo caso, sea el negocio que sea, existen unas líneas generales que hay que tener en cuenta a la hora de poner en marcha un negocio online:


La idea. ¿Se puede digitalizar lo que hago? Y si no, ¿de qué manera? Muchas veces, como se ha mencionado anteriormente, no se puede trasladar al ámbito digital los negocios tal cual y requiere de una transformación que hay que estar en grado de hacer.

¿Son tus productos o los de un tercero? Aquí las plataformas de dropshipping pueden ayudar mucho ya que, a través de ellas, los proveedores reciben los productos directamente y se encargan ellos de enviarlos al cliente.

Alojamiento. La tienda online puede ser propia o estar insertada en un market place o similar. En estos tiempos, muchos negocios locales se han adherido a plataformas para optimizar posicionamiento y precios dentro del mismo ámbito. Aunque la competencia esté a golpe de clic, está demostrado que compensa mucho más que si no fueran en grupo.

Orden. Así como tienes ordenada tu tienda física ordenada, también lo debe estar tu tienda online. Tienes que cuidar la actualización de tu catálogo de productos, realizar inventarios y modificar lo que haya que cambiar.

Pasarela de pago. Si la web es propia, tendrás que informarte qué banco te puede cuadrar más para realizar esta acción. Suelen existir ofertas interesantes.

Publicítate. Así como antes se hablaba de atraer a los clientes potenciales desde las redes, tendrás también hacer algún tipo de publicidad, a través de banners en webs relacionadas o a través de todas las posibilidades que ofrece Google.