Lunes, 6 de julio de 2020
Las Arribes al día

Fallece el sacerdote trinitario Salvador Egido Vicente, natural de Masueco

Había sido tratado de Covid-19 en un hospital de Córdoba y se trasladaba de regreso a su domicilio en Andújar cuando sufrió un fallo cardiaco

Ayer sábado fallecía en una localidad andaluza el padre trinitario Salvador Egido Vicente, de 80 años de edad y natural de la localidad de Masueco. Su fallecimiento tenía lugar cuando se trasladaba desde un hospital de Córdoba a su residencia en Andújar, donde ejercía su actividad pastoral y era una persona muy admirada.

El religioso ribereño había sido tratado por Covid-19, obteniendo el alta hospitalaria en la mañana del sábado. Fue de regreso a su domicilio, cuando a la altura de la localidad cordobesa de Villa del Rio comenzó a sentirse mal y fue trasladado al centro médico Virgen de la Estrella, de ese municipio, donde finalmente falleció consecuencia de un fallo cardiaco, según informa a LAS ARRIBES AL DÍA uno de sus familiares.

Salvador Egido fue ordenado sacerdote trinitario el 4 de junio de 1966 en Córdoba. A lo largo de su dilatada experiencia pastoral cabe destacar su labor como misionero en Madagascar, así como su actividad docente como profesor de Primaria en distintos colegios de la Orden trinitaria. Según el Ideal, “es significativa su estancia en el colegio trinitario en Andújar durante varios años, donde por su talante, bonhomía, disponibilidad y entrega dejó una huella y unos lazos humanos imborrables, no sólo en el apartado educativo, sino sacerdotal, y junto al laicado trinitario y catequistas del colegio”.

Salvador Egido visitaba Masueco con frecuencia, donde residen varios de sus familiares, entre los que se encuentra el actual concejal Benjamín Egido.