Miércoles, 3 de junio de 2020
Ciudad Rodrigo al día

La Junta nomina a la Zona Básica de Ciudad Rodrigo para pasar a la Fase 1 de la desescalada

También ha propuesto que pasen a Fase 1 las zonas de La Fuente de San Esteban, Tamames y La Alberca; y a Fase 2 la de Robleda

Las Zonas Básicas de Salud de Ciudad Rodrigo, La Fuente de San Esteban, Tamames y La Alberca han sido nominadas por la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León para pasar por fin el próximo lunes 25 de mayo a la ansiada Fase 1 de la Transición hacia la Nueva Normalidad; mientras que la Zona Básica de Robleda ha sido propuesta para acceder esa misma jornada a la Fase 2 (al llevar ya las dos semanas que son obligatorias en la Fase 1), según figura en la propuesta que ha remitido la Consejería al Ministerio de Sanidad.

Esta semana, el Ministerio pidió a las comunidades autónomas que enviasen sus propuestas de cambio de fase con más antelación que en las semanas previas (cuando se remitieron entre el miércoles y el jueves), para que hubiese más tiempo para estudiarlas. De este modo, fue en la jornada del lunes cuando la Consejería de la Junta de Castilla y León hizo sus propuestas de pase a las fases 1 y 2.

Sin embargo, es en esta jornada de miércoles cuando esas propuestas cobran verdadero valor (y se pueden considerar más realistas), según las manifestaciones realizadas por la consejera de Sanidad, Verónica Casado, en la habitual rueda de prensa ofrecida en la mañana del miércoles.

En esa rueda de prensa, Verónica Casado (quién manifestó en los días previos que hacer la propuesta al Ministerio con tanta antelación no le daba total seguridad), ha indicado que la “tendencia descendente” en los datos de contagiados se ha mantenido durante estos días, por lo que no ve ningún problema para que todas las zonas básicas de salud propuestas para cambiar de fase en Castilla y León puedan hacerlo.

Según manifestó, tras analizar los criterios epidemiológicos, sanitarios, las PCR realizadas, el control sanitario, la vigilancia epidemiológica, y la existencia de protocolos para realizar el seguimiento, “en el momento actual no hay problema”, por lo que “creemos que podemos pasar a la Fase 1”, algo que ya era “importante socialmente y psicológicamente”, y que ahora también es “posible” sanitariamente hablando.

Como en semanas precedentes, en la tarde-noche del jueves habrá una reunión bilateral con el Ministerio de Sanidad donde se analizará si se cumplen los requisitos para pasar de fase. Para Verónica Casado, sí se cumplen todos, y de hecho “tenemos mejores tasas e indicadores que otras comunidades que ya han pasado sus provincias a la Fase 1”, por lo que confía en que todas las zonas propuestas cambien de fase siempre que no ocurra un “desastre” sanitario o epidemiológico en las próximas horas.

Lo que sí avanzó Verónica Casado es que tienen sobre la mesa la posibilidad de que, como ha ocurrido en alguna otra comunidad autónoma, haya alguna restricción a la hora de pasar a la Fase 1. En concreto, dejó sobre la mesa (dijo que “se puede valorar”) que esté prohibida la realización de reuniones de hasta 10 personas en entornos cerrados. Esa limitación se aplicaría por zonas básicas, aunque la Junta ha hecho ahora una propuesta al Ministerio por provincias.

Si se sigue la dinámica habitual, será el viernes cuando se confirme si las zonas nominadas pasan de fase. La consejera remarcó que “vamos a estar muy vigilantes porque siempre hemos defendido seguridad y prudencia”, dejando asimismo abierta la puerta a que, si fuese necesario, hubiese algún paso atrás en alguna zona básica en la que se detecte algún problema.