Sábado, 6 de junio de 2020
Ciudad Rodrigo al día

El circuito Farinato Race establece un protocolo de seguridad para sus próximas carreras

De forma temporal se suprimen los obstáculos de agua, así como los de carga y arrastre

El circuito de carreras Farinato Race ha dado a conocer el protocolo que ha diseñado para mantener la seguridad en sus citas cuando se vuelva a la competición en otoño. Como ya hemos publicado, se esperan disputar 5 citas: Madrid UAX (3-4 de octubre), Ponferrada (24-25 de octubre), San Sebastián (7-8 de noviembre), Sevilla (21-22 de noviembre) y Mérida (6 de diciembre). Para estas pruebas se han configurado una batería de medidas de prevención y de seguridad “para así garantizar que ningún corredor, voluntario o trabajador se contagie” del coronavirus.

En materia de limpieza y desinfección, se reducirán los puntos de contacto con el corredor, habrá desinfectante de manos disponible para su uso durante el evento (después de cada obstáculo, y dentro y alrededor de inodoros portátiles), habrá limpieza y desinfección adicional de los puntos de contacto en todo el Farinato Camp (incluidas las áreas de recogida de dorsales, baños, medallas, camisetas, cronometraje y obstáculos), el agua de los avituallamientos estará sellada (en vez de en vasos), y la fruta se dispensará entera y plastificada.

Todo el personal del evento y los voluntarios usarán mascarillas -que se pedirá a los corredores que lleven mientras esperan en los espacios comunes a su carrera- y se instalarán protectores de metacrilato transparentes en los mostradores de recogida de dorsales, para crear una separación entre los corredores y el personal.

Para cumplir el distanciamiento social, a cada corredor se le dará un horario específico de llegada y salida en la zona de carrera; serán monitorizados para que el número de personas dentro del espacio del evento se mantenga en niveles aceptables; se reducirá el número de participantes en las tandas (las de 200 se dividirán en 4 de 50, saliendo cada 10 minutos); habrá carriles en los obstáculos para detenerse en caso de estar ocupado y también en la recogida de dorsales; y se harán controles de temperatura para los que accedan al espacio del evento (no podrán entrar los que tengan 38 grados).

Asimismo, los corredores deberán firmar antes de recoger el dorsal una declaración responsable indicando que no está infectado por el coronavirus, y que no ha tenido, o ha estado en contacto a sabiendas, con alguien que haya experimentado en los últimos 14 días alguno de los síntomas del virus. En caso afirmativo, podrá canjear su inscripción para otro evento.

De forma temporal, está previsto eliminar los obstáculos de agua, y los de carga y arrastre, las entregas de premios públicas (se harán de forma privada, para la prensa), y no se admitirán inscripciones el día de las pruebas.

Por último, no se recomienda la participación a personas pertenecientes o que convivan con otras que tengan más de 65 años (con enfermedades pulmonares crónicas, asma moderada o grave, o enfermedad cardíaca grave), o inmunodeprimidas (que hayan estado o estén en tratamiento oncológico, con VIH o SIDA, que hayan usado de forma prolongada corticosteroides, fumadores, con obesidad severa o clase III, o con diabetes, enfermedades hepáticas o sometidas a diálisis).