Miércoles, 3 de junio de 2020
Las Arribes al día

La apertura del pequeño comercio y peluquerías anima el octavo martes de pandemia en Vitigudino

La entrada en la Fase 0 de la desescalada se apreciaba con una mayor actividad en las calles de público que se dirigía a distintos establecimientos comerciales

Sin duda, la apertura del pequeño comercio y las peluquerías han puesto algo de animación a las calles de Vitigudino en este octavo martes de estado de alarma como consecuencia de la pandemia de coroinavirus, un 5 de mayo en el que se encuentra establecida la Fase 0 de desescalada hacia la recuperación de la normalidad.

Aunque antes de ese momento será necesario aplicar la responsabilidad individual para evitar un rebrote de la pandemia, por lo que ahora es más necesario que nunca extremar todas las medidas de seguridad sanitarias entre ellas el uso de mascarillas para proteger del virus a los que nos encontremos en la calle, pues hay que recordar que una de las características del Covid-19 es que su presencia no se manifiesta en todos los individuos ni lo hace de la misma manera, es decir, con los mismos síntomas, por lo que su capacidad de propagación es tres veces superior al de la gripe, según algunos estudios al efecto.

Esa circunstancia pone en claro riesgo a poblaciones como la de los pueblos de la comarca de Vitigudino, donde su población es mayoritariamente de personas mayores, principal grupo de riesgo al ser el de mayor letalidad por el Covid-19.

La actividad en este octavo martes de pandemia en Vitigudino era mayor por la apertura de casi todos los establecimientos a excepción de la hostelería, que deberá esperar a la Fase I de la desescalada y que comenzará a partir del próximo lunes 11 de mayo. No todos los comercios de Vitigudino estaban abiertos este 5 de mayo, pero sí la mayoría.

En cuanto a la apertura de cafeterías y bares, sus empresarios lo tienen mucho más difícil, y no por las limitaciones en cuanto a aforos en terrazas y en el interior de los establecimientos, sino por la sensibilización de la población, inminentemente rural y de edad avanzada, hacia el cumplimiento de las normas sanitarias de seguridad en cuanto a distanciamiento y medidas de protección, por lo que se requerirá de un tiempo para que el público gane la confianza suficiente que le permita entrar en bares y cafeterías.

Hasta entonces, las calles de Vitigudino van ganando público que se dirige a tiendas y comercios para realizar sus compras, actividad muy visible este martes y que sorprendía a la mirada curiosa las puertas abiertas de estos establecimientos, así como de las peluquerías, después de casi dos meses cerradas.

Entre tanto, la Zona Básica de Salud de Vitigudino, territorio formado por 49 núcleos de población, presenta 7 casos de contagio por coronavirus, mientras que las Zonas Básicas de Salud de Lumbrales y Aldeadávila se mantienen limpias de virus desde hace una semana.