Miércoles, 27 de mayo de 2020
Las Arribes al día

La Mancomunidad del Abadengo solicita a la Subdelegación del Gobierno que autorice trabajar los huertos familiares

El presidente de la entidad supramunicipal recuerda a la subdelegada que se trata de un recurso importante para las familias y que debido a su configuración no suponen riesgo de contagio

En muchos casos el huerto está asociado a la cría de animales, sin embargo se puede ir a atender a los animales pero no se puede trabajar el huerto, según la Subdelgación de Salamanca / CORRAL

La Mancomunidad de El Abadengo, entidad supramunicipal que agrupa a 12 municipios de la zona oeste de la provincia, ha solicitado a la Subdelegación del Gobierno de Salamanca que autorice el desplazamiento de una persona por huerto para que a su vez puedan realizar las labores agrícolas propias de esta época.

En el escrito enviado a la Subdelegación el Gobierno, el presidente de la Mancomunidad, José María Regalado, recuerda que “los pequeños huertos familiares, que disponen los vecinos de nuestros municipios, constituyen -en muchos casos- un importantísimo y esencial sustento alimentario de las familias”.

Por lo anterior, José María Regalado entiende que “es necesario de forma urgente el permitir que los propietarios de ‘huertos familiares’ puedan proceder a su labranza para su siembra, por ser la época de estas labores, y así poder en unos meses recolectar sus frutos”.

Al mismo tiempo, Regalado recuerda a la subdelegada que “los huertos en nuestra comarca se encuentran diseminados unos de otros y en lugares cercanos a los pueblos, por lo que los desplazamientos de sus propietarios serían de un trayecto muy corto, no existiendo riesgo de contagio o propagación del COVID-19”.

Lumbrales también solicita e manera individual

Asimismo, el Ayuntamiento de Lumbrales, perteneciente también a la Mancomunidad del Abadengo, ha solicitado de manera individual a la Subdelegación del Gobierno que autorice el desplazamiento de los vecinos a los huertos familiares y a otros cultivos para que puedan realizar las labores propias de la época, principal para la recolección de sus frutos en unos meses.

En este sentido, cabe precisar que además de los huertos familiares como fuente importante para el abastecimiento de las casas que practican el autoconsumo y, por tanto, destacado recurso de la economía de subsistencia en los núcleos rurales, los habitantes de estas zonas trabajan pequeños viñedos y parcelas con árboles frutales también con la misma finalidad.

Así pues, este tipo de cultivos requiere en estos momentos una especial atención del estado de las plantas, pues en esta época los cultivos son propensos a que en ellos aparezcan plagas de insectos y hongos que perjudican sin remisión la recolección o cosecha de los frutos.

Como han podido observar en esta zona agricultores profesionales, en árboles frutales de hueso se ha detectado la proliferación de pulgón o piojillo. Asimismo, debido a la gran humedad de los últimos días, los viñedos corren el riesgo de padecer oídio, ante la más que probable subida de temperaturas, si no se tratan de manera urgente.

Hay que recordar que a diferencia de en otras provincias y comunidades autónomas, en la provincia de Salamanca la Subdelegación del Gobierno solo autoriza trabajar los huertos a profesionales de la agricultura.