Miércoles, 1 de abril de 2020
Ciudad Rodrigo al día

El gran bingo de los vecinos de la calle Hermanos García Carraffa

Para hacer más llevadera la cuarentena, casi 40 vecinos juegan cada tarde al bingo desde sus ventanas y balcones

La cuarentena obligada por el estado de alarma ha despertado la originalidad en muchos rincones de España, como se está viendo a través de programas de televisión o redes sociales. En Ciudad Rodrigo, como ya hemos mostrado varias veces estos días, también están surgiendo iniciativas curiosas, como sesiones de música y baile desde balcones y terrazas que además están fomentando la confraternización vecinal.

En la calle Hermanos García Carraffa han ido un paso más allá, organizando incluso un gran bingo al que juegan cada tarde desde sus propias casas cerca de 40 vecinos para hacer más llevadero el confinamiento. La iniciativa comenzó los primeros días de cuarentena, creando para empezar un grupo de whatsapp al que se fueron uniendo poco a poco los vecinos. A ese grupo envía cada vecino cada día los 3 cartones (de 2 líneas de 5 números) con los que quiere jugar ese día (cada uno escoge los números con los que quiere jugar –haciéndose sus propios cartones-, e informa de ello por el grupo antes de empezar).

 

La confraternización vecinal de cada día comienza a las 18.59 horas, cuando su propio DJ hace sonar el himno de España y posteriormente la canción de Bingo. A continuación, se pasa lista, lo que hace que “poco a poco nos vayamos conociendo todos los vecinos”, según explica una de las implicadas, Paola Martín Muñoz. Tras ello, se comienza a jugar, sacando las bolas en uno de los balcones y cantando los números para toda la calle, como se puede comprobar en el vídeo que aparece más abajo.

Concluido el bingo, hay un rato para bailar y cantar unas canciones hasta que llegan las 20.00 horas, momento en que se suman al gran aplauso colectivo que se brinda cada día al personal sanitario, transportistas, personal de supermercado y farmacias, limpiadores, fuerzas del orden, “y todas aquellas personas que de una u otra manera colaboran para hacer frente al COVID19”.

En los últimos días, durante este tiempo de aplausos callejeros se han pasado por la vía vehículos de Policía Local, de Guardia Civil y ambulancias (haciendo sonar sus sirenas), por lo que se muestran muy agradecidos los vecinos. En total, este rato de convivencia dura alrededor de hora y media, apuntando que “es divertido y hace que el día que acabe de una forma amena y positiva”. Según añade Paola Martín, “no solo sirve para romper con la rutina del día, sino también para la socialización de los vecinos de la calle”, animando a otras vías de Ciudad Rodrigo a que tomen ejemplo y hagan lo mismo.