Miércoles, 1 de abril de 2020
Ciudad Rodrigo al día

Comienza  a dar servicio la nueva residencia de Asprodes

Permite de esta forma la división de los usuarios en dos grupos entre las antiguas instalaciones de la calle Arapiles y las nuevas en la calle Voladero

imagen de las nuevas instalaciones antes de su apertura/ Foto: David Rodriguez

Desde el día 23 de marzo  Aspordes ha puesto en funcionamiento las nuevas instalaciones que prestarán servicio a partir de ahora en la calle Voladero de Ciudad Rodrigo, al lado del nuevo parque de Bomberos.

Han sido varios meses de obras con una inversión de 1,6 millones de euros con fondos y financiación propia con el apoyo del Consistorio mirobrigense, realizando una bonificación del 90% sobre el impuesto de construcción con lo cual la organización se ahorraría alrededor de 22.000 euros a los que habría que sumarle otros tantos que el Ayuntamiento aporta como colaboración anual bajo el convenio establecido con esta asociación.

La apertura y preparación previa para su funcionamiento ha coincidido con la situación de emergencia sanitaria que se está viviendo en estos momentos, lo que ha generado cierta incertidumbre entre los vecinos de la calle Voladero, que veían cómo se metía mobiliario y personal técnico de obras trabajaban en las instalaciones dando los últimos retoques y arreglos de última hora propios de una obra nueva obra. Situación que a estos vecinos preocupaba por la creencia de que se estaba habilitando la residencia para aislar o asistir a personal infectado con el COVID-19.

 

Según palabras del Gerente y Director de Asprodes, Juan Recio Mompó, este equipamiento y apertura ha coincidido en tiempo con la situación de emergencia sanitaria, pero nada que ver con ningún caso de coronavirus ni adaptar estas instalaciones para traer residentes de otras zonas con caso positivos “Sería al contrario, habría que aislarlos en el lugar donde estén y no propagar a otras localidades” indica Recio.

En referencia a los casos positivos de COVID-19 que afectan a los usuarios de Asprodes, existen solamente en Salamanca, pero se han aislado y se están tomado las medidas oportunas según marcan las autoridades sanitarias. Concretamente en Ciudad Rodrigo no existe ningún caso de coronavirus ni fiebres entre los residentes y trabajadores, simplemente se están tomando las medidas preventivas entre ambas partes, por lo que podemos estar tranquilos sin bajar la guardia, indica Juan Recio.

La nueva residencia tiene capacidad para 25 personas, trasladándose actualmente 14 de ellas provenientes de las antiguas instalaciones, quedando  otras 14 en la calle Arapiles, repartiéndose así trabajadores y residentes prestando un mejor servicio profesional a la vez que facilita el permitir espacio entre personas y no estar todos tan juntos. Comenta la encargada del centro residencial de Ciudad Rodrigo Rosario Méndez.

Los Centros día con el estado de alarma, quedaron cerrados, son solamente las residencias y las viviendas en comunidad y apartamentos en la que permanecen 9 usuarios.

El resto de personas que tienen casas permanecen en ellas con los cuidados de sus familiares, tratando  todos juntos ayudar a estas personas con algún tipo de incapacidad intelectual que sufren tanto o más la situación de pandemia que estamos padeciendo. Indica Rosario Méndez.

Según el Gerente de Asprodes, todas las personas que han podido confinarse en casa lo han hecho, pero otras muchas que no tienen posibilidad de ello tienen que ser atendidos en este tipo de residencias  y pisos repartidos por toda la provincia salmantina. Las nuevas residencias que se han abierto como es el caso de Ciudad Rodrigo y Salamanca además de ganar en comodidad para todos, permite mantener al usuario en habitaciones individuales, en caso de haber un contagio de COVID_19 tenemos garantizado el aislamiento y la atención profesional garantizada como es el caso de Salamanca que son pocos los casos positivos y con síntomas pero los hay. En Ciudad Rodrigo, por el momento no hay rastro del virus en Asprodes.