Miércoles, 1 de abril de 2020
Las Arribes al día

Los mayores de la residencia de Almendra ‘resisten’ al coronavirus

“No tenemos mascarillas ni guantes, al traje nuestro en lugar de llamarle EPI lo llamamos Blas porque está hecho con una bolsa de basura, un gorro de cocinera y una mascarilla”

Los 12 mayores residentes en la residencia municipal de Almendra ‘resisten’ con un excelente humor a estos días de una mayor soledad en el centro geriátrico, dando ánimos también a quienes están en primera línea en la lucha contra el coronavirus.

Bajo los acordes de la canción Resistiré, del Dúo Dinámico, los mayores de Almendra dan ánimos a sanitarios, fuerzas del orden y resto de profesionales que ejercen su labor en primera línea contra el coronavirus, e invitan a sus familiares a quedarse en casa “por vosotros, por nosotros”.

Por otro lado, el alcalde de Almendra, Alejandro Benito, se mostraba muy crítico con la gestión que de esta crisis sanitaria está realizando la Gerencia de Asuntos Sociales de la Junta de Castilla y León respecto a los centros geriátricos.

En tono irónico, no exento de una pizca de humor, Alejandro Benito lanzaba sus críticas hacia la Gerencia por no haber proporcionado material de protección indispensable para las cuidadoras de los centros geriátricos. En este sentido señalaba que “no tenemos mascarillas ni guantes, al traje nuestro en lugar de llamarle EPI (equipo de protección individual) lo llamamos Blas porque está hecho con una bolsa de basura, un gorro de cocinera y una mascarilla”.

Como otros alcaldes de municipios en los que existen residencias de mayores, Benito denunciaba que “nos tienen totalmente abandonados”, y señalaba de insuficientes la últimas medidas de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades: “Tenemos que dar un parte cada mañana de la situación, realizar desinfecciones, algo que lo llevamos haciendo por nuestra cuenta desde el jueves de la semana pasada, antes de que se decretara el estado de alarma”, y recordó cómo sus esfuerzos para obtener material de protección han sido vanos: “Hemos intentado pedir material a la Gerencia, pero no coge el teléfono nadie, así que estamos totalmente abandonados”.