Domingo, 12 de julio de 2020
Ciudad Rodrigo al día

El Miróbriga Futsal da un paso de gigante hacia el título de Liga al ganar a su inmediato perseguidor

Con 4 jornadas por disputarse, los mirobrigenses se quedan 5 puntos por delante de Villavieja de Yeltes, al que puede igualar este domingo el Figón

El Miróbriga Futsal tiene totalmente en su mano proclamarse campeón de la Liga Futormes 2019/2020: con sólo 4 jornadas por jugarse (todas ellas durante el mes de marzo), al equipo mirobrigense, líder de la competición, le vale con ganar 2 partidos y empatar otro para hacerse con el título, tras dejar 5 puntos atrás a Villavieja de Yeltes, a quién superó a última hora de la tarde sabatina en un duelo directo disputado en el Pabellón Eladio Jiménez.

Conscientes de lo que había en juego (en caso de haber ganado, Villavieja se habría puesto 1 punto por delante de los mirobrigenses), ambos equipos iniciaron el encuentro con mucho respeto mutuo, pudiéndose ver unas cuantas imprecisiones de los locales, lo que aprovechó Villavieja para hacerse con el dominio del primer tramo.

Durante el mismo, tuvieron hasta 5 ocasiones bastante claras (en el 1’, en el 4’, en el 5’, y en el 6’ por partida doble), que repelió Chechu, siendo especialmente destacadas la segunda, un tiro en carrera, y la cuarta, un 1vs1. Mientras, el Miróbriga Futsal no lo probó por primera vez hasta el 5’, con un disparo lejano de Chuchi que atrapó el guardameta. Al minuto siguiente, Jairo envió un pase en largo a Jorge Briz, al que se anticipó el portero.

El marcador se estrenó en el 7’, con el 0-1: el Miróbriga Futsal perdió el balón en el medio del campo, armando Villavieja rápidamente una buena acción para acabar marcando a placer. El gol hizo despertar al Miróbriga Futsal, que lo probó dos veces desde fuera del área de la mano de Cabrillas y Motta, reaccionando bien el portero, que también desbarató en el 10’ otra intentona de Ratero. El toma y daca de ocasiones se relajó en los 5 minutos previos al descanso, que fueron un poco tensos, viendo varios jugadores amarilla.

En ese tramo, el Miróbriga Futsal le dio la vuelta al marcador: en el 13’, Motta puso el empate desde el punto de penalty tras una mano visitante, mientras que en el 14’, Carlitos cortó un pase atrás de Villavieja, sacando un tiro que tocó en la cepa del poste izquierdo y entró. Para concluir la primera parte tuvo una intentona Villavieja, que llevaba mucho tiempo sin tirar, que desvió Chechu.

La segunda parte comenzó movida (el portero detuvo un buen tiro de Jorge Briz, y Pepo hizo lo propio con una oportunidad visitante, todo ello dentro del primer minuto), antes de relajarse un poco para intentar que hubiese algo de control. Por parte local, un defensa evitó que Viru aprovechase un pase de la muerte de Ratero, y el portero despejó un tiro de Cabrillas. Mientras, por parte visitante, Pepo desbarató dos ocasiones, y otra opción se estrelló en el palo: fue en el 20’, al botar una falta que dio en Viru desviándose el balón hacia el palo derecho, sin llegar a entrar.

Con el partido en una situación de total incertidumbre, Carlitos dio un enorme golpe de efecto en el 25’, con un disparo por alto desde la izquierda que se hizo hueco hasta la red. El portero desbarató otra buena opción de Motta antes de que los locales se pusiesen con 5 faltas a 4’55” para el final.

En los siguientes minutos, se incrementó la voracidad ofensiva visitante, con hasta 4 tiros, dos de los cuales acabaron fuera mientras que los otros dos los atrapó Pepo. Visto que no tenían éxito, pusieron portero-jugador cuando quedaban 2’35”. Nada más ponerlo, Pepo atrapó el balón y lo probó desde su área, estando el balón a punto de entrar en la portería rival.

La estrategia dio sus frutos a 1’36” para el final, en una acción bien movida que culminaron con un ajustadísimo disparo desde la banda derecha que entró junto a la cepa del palo izquierdo (3-2). El Miróbriga Futsal lo probó otras dos veces a puerta vacía (una la cortaron por el camino y otra se perdió) antes de que hubiera que contener la respiración un par de veces en los últimos instantes: Motta cortó un pase peligrosísimo en 3/4, mientras que a sólo 9 segundos para el final lograron sacar un tiro desde la frontal, pero lo enviaron fuera.

Llegado el bocinazo final, los mirobrigenses celebraron la victoria por todo lo alto, mientras que buena parte de los jugadores de Villavieja acabaron tirados por el suelo ante la ocasión perdida. Hay que apuntar que a Villavieja le puede igualar este domingo en la tabla a puntos el Figón Charro. A ambos conjuntos les tiene ganado el goal-average el Miróbriga Futsal, que ya sueña con hacerse con su primer título liguero.