Viernes, 10 de abril de 2020
Ciudad Rodrigo al día

Querido abuelo Leo

Aris Marcos Sierra recuerda a Leo Sierra, fallecido en la jornada del miércoles

Querido abuelo Leo, ayer por la mañana emprendiste rumbo a un lugar lleno de estrellas brillantes donde tú también brillarás como la estrella que eres; un lugar que estoy seguro que es un auténtico paraíso donde estarás brillando junto a tu hija Ana, a tu mujer Manoli, a tu madre Visi, a tu padre Adolfo, a tu hermano Chipi y a todos esos seres queridos que también son estrellas brillantes como lo eres tú, abuelo: gracias por todos los valores que aprendí junto a ti.

En realidad eres mi tío, pero para mí desde siempre eras mi abuelo porque yo no tuve la fortuna de conocer a mi abuelo Adolfo y tú para mi hiciste de tío y de abuelo. Solo tengo palabras de agradecimiento hacia ti, eras entrañable: cómo me gustaba que dieran las 12h para ir a tomar un par de vinitos contigo y comernos unas patatas meneas o un trocito de tocino.

Soy un afortunado por haber compartido tanto contigo abuelo, todas las cosas que has contado, todas tus aventuras, como que fuiste un gran jugador de pelota a mano cuando se jugaba en el foso, las veces que ibas en bicicleta con tus amigos, todas aquellas tardes que me bajabas al río en tu coche verde, qué de cosas hemos vivido: solo tengo grandes y entrañables recuerdos. Como cuando trabajabas en el Central Hispano y yo era chiquitajo que me dabas un moneda de 100 pesetas para chuches o un día que me diste un billete de 500 pesetas y yo bajaba feliz a casa, pero ya no valía ese billete (jaja).

Recuerdo que cuando estaba a punto de ascender el equipo a Tercera División, tú me dabas paz, tranquilidad y ánimos, tú fuiste una parte muy importante para mí de aquella hazaña, eras muy especial para mí, e imagino que para miles de personas también, prueba de ello las visitas ayer y hoy al tanatorio, los cientos de flores que te han mandado, o ver una iglesia abarrotada como esta mañana. Eso significa que la gente te quería muchísimo como gran mirobrigense que has sido, muchas personas de tu edad decían hoy "qué hubiera sido de nosotros sin Leo, qué bien nos llevaba siempre las cuentas", siempre siendo humilde, sencillo y honesto.

Te encantaba que te llevara para comer tus chipirones y estos últimos días fresas con yogurt, qué buenos ratos hemos pasado abuelo, también quiero hacer mención especial a sus hijos Enrique, Yayo y Fito, un auténtico ejemplo de cómo cuidar hasta el último día a un padre, desde el  primer segundo hasta el último segundo al pie del cañón, sinceramente en pocas casas ya se ve eso y desde aquí les felicito y les mando un gran ovación de aplausos porque son únicos.

Qué bonito y a su vez qué importante es estar unidos en familia; me siento muy orgulloso de mi familia SIERRA porque somos una familia muy, muy, pero que muy numerosa, pero donde rinde siempre la armonía, la unión, el amor, los valores humanos y el saber perdonar y jamás  enfadarse, es muy difícil y de infelices vivir con odios, con rencores, con envidias, hay que vivir felices con la mayor felicidad posible porque la vida es así, hoy estamos aquí, mañana estamos allí.

Gracias abuelo Leo por ser como eres, UNA PERSONA POR ENCIMA DE LA EXCELENCIA. Parece que estés lejos pero en realidad yo sé que estás muy cerquita de todos nosotros, recuerda que nos une un corazón te quiero mucho abuelo,

Aris Marcos Sierra