Lunes, 21 de septiembre de 2020

Salamanca se vuelca con el reto deportivo solidario ‘Pedalea por Párkinson’

Dos equipos estarán pedaleando sobre bicicletas estáticas durante veinticuatro horas con la finalidad de mostrar los beneficios del deporte y en apoyo de la lucha por las personas que padecen esta enfermedad

Reto 'Pedalea por Párkinson' en Salamanca / Lydia González

El Centro Municipal Integrado Julián Sánchez ‘El Charro’ acoge desde el mediodía de este sábado y hasta mañana domingo el reto deportivo solidario ‘Pedalea por Párkinson’. Se trata de una actividad en la que dos equipos estarán pedaleando sobre bicicletas estáticas durante veinticuatro horas con la finalidad de mostrar los beneficios del deporte y en apoyo de la lucha por las personas que padecen esta enfermedad.

La enfermedad de Parkinson es uno de los trastornos neurológicos más frecuentes entre las personas de edad avanzada, aunque en un 10% de los casos aparece antes de los cuarenta años, manifestándose de igual forma en todas las razas y en ambos sexos. Entre los síntomas más relevantes que aparecen en el cuadro clínico de estos pacientes, se pueden destacar temblor, ralentización del movimiento, rigidez muscular, anomalías posturales, anomalías al andar y trastornos del equilibrio. Además, con frecuencia suele ir acompañado este cuadro de trastornos depresivos, cambios en los hábitos intestinales, trastornos urinarios, trastornos de la actividad sexual, trastornos del sueño, sudoración, trastornos respiratorios, oculares y cuadros de ansiedad.

El Ayuntamiento de Salamanca, que se ha sumado a la actividad con su apoyo institucional, mantiene una aportación económica a la Asociación Párkinson Salamanca con la finalidad de ayudar a la entidad a llevar a cabo sus fines, entre los que se encuentran mejorar la calidad de vida de los enfermos, ofrecer una labor de información y asesoramiento, proporcionar terapias llevadas a cabo por profesionales o contribuir a una mayor visibilización social de la enfermedad mediante la información y la formación.

Fotos: Lydia González